Solicitante de asilo reclama libertad

Por Erin Sheridan
Redacción



Solicitante de asilo reclama libertad
-MGN

Un solicitante de asilo diabético en detención de inmigrantes, en Los Fresnos, ha presentado una solicitud pidiendo a ICE que lo libere, a la luz de la pandemia del COVID-19 y de que se eleve su riesgo de sucumbir al virus si se infecta.

La demanda alega un tratamiento inadecuado para la diabetes del hombre en el transcurso de su detención de 16 meses en el Centro de Detención de Port Isabel. Según la denuncia, a S.T. se colocó en el procedimiento de deportación tras un hallazgo positivo en su creíble entrevista del miedo por un oficial de asilo y luego se le negó la libertad condicional.

Su caso de asilo está pendiente, con una petición en proceso de revisión en el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Quinto Circuito y las mociones para suspender su expulsión pendiente tanto en el Quinto Circuito como en la Junta de Apelaciones de Inmigración, de acuerdo con la demanda.

Las acusaciones enumeradas en el documento son la última información sobre las preocupaciones planteadas por los defensores y abogados locales sobre una supuesta falta de acceso a equipos de protección personal (EPP) y jabón de manos dentro de las instalaciones, así como la incapacidad de distanciarse socialmente en dormitorios llenos de gente.

Antes de su detención por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, S.T. estaba controlando su diabetes a través de una dieta, medicamentos y monitoreando sus niveles de azúcar en la sangre cuidadosamente con un dispositivo de prueba de punción digital, de acuerdo con la queja presentada en la corte federal de Brownsville el miércoles.

“Su diabetes está fuera de control. Su dieta no es adecuada para un diabético y se le ha negado una dieta que sea adecuada. El tratamiento que está recibiendo es inapropiado e inadecuado. Se ha quedado ciego de un ojo”, decía el documento.

El abogado del hombre argumentó que, como tal, S.T. es excepcionalmente vulnerable a COVID-19 y es probable que sufra consecuencias potencialmente mortales si se infectara.

Los encuestados que figuran en la lista “han negado curiosamente dos veces la solicitud de [S.T.] Para su liberación al cuidado de un patrocinador responsable en una Orden de Supervisión o con una fianza, ya sea con o sin monitoreo electrónico”, indicó la queja.

El dispositivo de prueba de punción digital de S.T. le fue quitado cuando fue procesado en PIDC, según la denuncia. El hombre solicitó la liberación de un patrocinador en Weslaco el 7 de abril y recibió una negativa de un oficial de deportación sin ninguna razón. La misma solicitud fue enviada a la Oficina de Campo de ICE San Antonio y fue denegada, por escrito, sin que se den los motivos de la denegación, indicó la queja.

ICE declaró que no comenta sobre litigios pendientes.

esheridan@brownsvilleherald.com

Un solicitante de asilo diabético en detención de inmigrantes, en Los Fresnos, ha presentado una solicitud pidiendo a ICE que lo libere, a la luz de la pandemia del COVID-19 y de que se eleve su riesgo de sucumbir al virus si se infecta.

La demanda alega un tratamiento inadecuado para la diabetes del hombre en el transcurso de su detención de 16 meses en el Centro de Detención de Port Isabel. Según la denuncia, a S.T. se colocó en el procedimiento de deportación tras un hallazgo positivo en su creíble entrevista del miedo por un oficial de asilo y luego se le negó la libertad condicional.

Su caso de asilo está pendiente, con una petición en proceso de revisión en el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Quinto Circuito y las mociones para suspender su expulsión pendiente tanto en el Quinto Circuito como en la Junta de Apelaciones de Inmigración, de acuerdo con la demanda.

Las acusaciones enumeradas en el documento son la última información sobre las preocupaciones planteadas por los defensores y abogados locales sobre una supuesta falta de acceso a equipos de protección personal (EPP) y jabón de manos dentro de las instalaciones, así como la incapacidad de distanciarse socialmente en dormitorios llenos de gente.

Antes de su detención por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, S.T. estaba controlando su diabetes a través de una dieta, medicamentos y monitoreando sus niveles de azúcar en la sangre cuidadosamente con un dispositivo de prueba de punción digital, de acuerdo con la queja presentada en la corte federal de Brownsville el miércoles.

“Su diabetes está fuera de control. Su dieta no es adecuada para un diabético y se le ha negado una dieta que sea adecuada. El tratamiento que está recibiendo es inapropiado e inadecuado. Se ha quedado ciego de un ojo”, decía el documento.

El abogado del hombre argumentó que, como tal, S.T. es excepcionalmente vulnerable a COVID-19 y es probable que sufra consecuencias potencialmente mortales si se infectara.

Los encuestados que figuran en la lista “han negado curiosamente dos veces la solicitud de [S.T.] Para su liberación al cuidado de un patrocinador responsable en una Orden de Supervisión o con una fianza, ya sea con o sin monitoreo electrónico”, indicó la queja.

El dispositivo de prueba de punción digital de S.T. le fue quitado cuando fue procesado en PIDC, según la denuncia. El hombre solicitó la liberación de un patrocinador en Weslaco el 7 de abril y recibió una negativa de un oficial de deportación sin ninguna razón. La misma solicitud fue enviada a la Oficina de Campo de ICE San Antonio y fue denegada, por escrito, sin que se den los motivos de la denegación, indicó la queja.

ICE declaró que no comenta sobre litigios pendientes.

esheridan@brownsvilleherald.com