‘Diferente pero divertido’

POR ELSA CAVAZOS
Redacción



La cuarentena no le impidió a Rudy Rodríguez que sus familiares le desearan un feliz cumpleaños, en la imagen, el adolescente saluda a quienes pasaron frente a su casa.

-Maricela Rodríguez/ Valley Morning Star

HARLINGEN— A Rudy Rodríguez se le pidió que saliera por un momento de su casa.

Lo que Rodríguez no sabía era que el sábado conduciría un desfile dedicado para celebrar su vigésimo cumpleaños.

Tías y primos pasaron la casa en autos y camiones. Una de sus tías, Carly Alonzo, estaba en la parte trasera de su camioneta con un altavoz que le gritaba "feliz cumpleaños" mientras la camioneta lanzaba música.

Apareció el confeti, las cuerdas colgadas de las ventanas del vehículo así como los carteles que decían feliz cumpleaños. Lorie, la madre de Rodríguez, también había hecho carteles la noche anterior. Rudy se sentó en una silla plegable en su entrada mientras observaba con un cartel que decía: "Es mi cumpleaños. El que me puso en cuarentena ".

Rodríguez dijo que no había visto a ninguno de sus familiares en un mes. Por lo general, todos se juntan, pero como familia han tenido que acostumbrarse a las reglas de distanciamiento social por seguridad.

"Había visto personas celebrando este tipo de celebraciones en Facebook, pero no sabía que iban a hacer esto por mí", dijo.

Sus padres le pidieron que saliera alrededor del mediodía, pero Rodríguez no tenía idea de la sorpresa.

Rodríguez dijo que generalmente su familia se reúne para una comida al aire libre durante el cumpleaños, pero sabía que no sería posible este año. Sin embargo, no esperaba este gesto de sus familiares.

"Me siento bien. Es un buen día ya que no he visto a mi familia juntos desde que sucedió lo de cuarentena. Les agradezco que hayan venido. Significa mucho”, destacó.

Rodríguez también mencionó que, por lo general, saldría con amigos después de celebrar, pero que tampoco lo haría este año.

Alonzo, la tía de Rodríguez, dijo que comenzaron a planear el viaje el fin de semana pasado.

"Tenemos el altavoz y el micrófono solo para esto", reveló.

La noche anterior, la familia se reunió para hacer sus carteles y prepararse para el paseo. Alonzo explicó que era lo mejor que podía pasar, ya que el distanciamiento social es la norma ahora.

"Por lo general, tenemos grandes fiestas y todos andan por ahí, pero es difícil. Esperemos que esto desaparezca pronto. Así es como tenemos que hacerlo, diferente pero divertido”, dijo Alonzo.

ecavazos@valleystar.com