Orden judicial provoca cambios a votación por correo

Por Erin Sheridan
Redacción



La empleada de inventario Teresa Barajas y la supervisora de almacén Maribel Juárez trabajan el lunes por la tarde en asuntos electorales mientras el departamento encamina las elecciones durante la pandemia COVID-19 en el Departamento de Elecciones del Condado Cameron.

-Denise Cathey/El Nuevo Heraldo

Un juez de distrito estatal emitió la semana pasada un mandato temporal que probablemente ampliará el número de boletas de votación por correo emitidas en todo el estado durante las elecciones primarias de segunda vuelta de este verano. El fallo suavizó las restricciones sobre quién puede solicitar boletas por ausencia, citando una sección del código de elecciones estatales de Texas que permite a los residentes discapacitados votar por correo. 

La orden podría afectar la participación electoral en las elecciones primarias de segunda vuelta del 14 de julio en los condados Cameron Hidalgo. Los funcionarios pospusieron ambas elecciones el mes pasado de acuerdo a la declaración de desastre emitida por el gobernador Greg Abbott en respuesta a la propagación de COVID-19. 

El lunes, un representante de la División de Elecciones del Secretario de Estado dijo que la agencia publicaría información sobre los cambios de voto por correo en línea una vez que recibiera instrucciones sobre cómo proceder. Localmente, los funcionarios electorales en los condados Cameron e Hidalgo dijeron que el personal se estaba preparando en el caso de que los funcionarios necesitaran enviar y procesar más paquetes de correo. 

Hasta el momento, no hay planes para cerrar los lugares de votación en ninguno de los condados, abordando las preocupaciones de que la transición al voto por correo exacerbaría la baja participación en las comunidades marginadas como votantes discapacitados, personas mayores y solicitantes de voto por correo por primera vez en comunidades de color orientando al sistema en medio del caos de una pandemia. 

El reducido personal electoral y el de los trabajadores postales, así como los cierres y las horas alteradas en los lugares de votación, podrían significar que se pierdan más papeletas en el correo, una fuerza laboral más pequeña para manejar la mayor demanda de voto por correo, aunque el acceso temporalmente ampliado a las papeletas por correo es, en última instancia, una victoria para los votantes de todo el estado. 

De acuerdo con la ley de Texas, los residentes seleccionables para votar por correo deben tener una discapacidad o enfermedad, ser mayores de 65 años, residir fuera del condado durante el período electoral o estar detenidos. Los republicanos se han opuesto al impulso de ampliar el acceso al servicio en medio de los cierres causados por el coronavirus. 

El Partido Demócrata de Texas presentó una demanda junto a dos votantes que buscaron la posibilidad de votar por correo durante el brote. Eventualmente, un tercer votante y una coalición de organizaciones sin fines de lucro se unieron a la demanda. 

La orden temporal firmado el viernes por el juez Tim Sulak, del Tribunal de Distrito 201 del Condado Travis, ordenó una copia del fallo distribuido en todos los condados de Texas. La orden del juez prohibió a los funcionarios electorales impartir directrices o actuar de una manera que haría que las agencias rechazaran las boletas de votación por correo solicitadas por aquellos que usan la categoría de discapacidad de elegibilidad como resultado de la pandemia.

Los demandantes en el caso estuvieron representados por el Proyecto de Derechos Civiles de Texas (TCRP) y la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) Joaquín González, abogado del programa de derechos de voto de TCRP, presentó en el caso un argumento oral. “La ley actual, como está escrita, permite a las personas votar por correo cuando arriesgan su salud para ir a un centro de votación”, dijo.

“ Con lo que el juez estuvo de acuerdo es que todos, al menos para las elecciones de julio, están arriesgando su salud para ir a votar en persona. Debido a esta pandemia sin precedentes, si no hay opción de votar por correo, las personas tomarán esa decisión insostenible de arriesgar su salud o su derecho a votar. No deberían tener que hacer eso”.

González especificó que los condados de Texas necesitan notificación previa para prepararse para una mayor capacidad de votación por correo y que ya es tarde para comenzar a prepararse para las elecciones del 14 de julio.

En el Condado Cameron, el Partido Republicano agregará un puesto de votación anticipada en el área de Laguna Madre, explicó el Administrador de Elecciones Remi Garza. El personal se está preparando para que las personas que utilizan el servicio por primera vez presenten solicitudes adicionales de votación por correo. “También estamos comprando equipos de protección para los lugares de votación. Estamos dando todos los pasos posibles para proteger a nuestros votantes el 14 de julio”, declaró.

Cuando comenzaron las discusiones sobre la expansión del servicio debido a COVID-19, los funcionarios temían que los condados no tendrían los recursos para enviar a cada residente una boleta electoral, según Yvonne Ramón, Administradora de Elecciones del Condado Hidalgo. “No es algo que sucede de la noche a la mañana”, afirmó.

“ Se necesita mucha planificación, recursos y suministros. Cuando esto se discutió por primera vez y pensamos que tendríamos que enviar una boleta por correo a todos, estábamos preocupados porque no tenemos para enviar 385,000 boletas. Y lleva franqueo de ida y vuelta, conlleva los paquetes de correo”.

Ramón manifestó que se decidió que los votantes deben todavía presentar una solicitud para recibir una boleta por correo y, como tal, el condado se siente preparado para manejar un probable aumento en las solicitudes. La oficina está esperando ver si el fallo del viernes entra en vigencia o si se apela y actuará en consecuencia.

El personal de ambos condados está trabajando para garantizar que los terceros que manejan el correo estén listos para procesar el flujo de correspondencia. Durante una reciente reunión del comité asesor, los administradores electorales pidieron a la oficina del Secretario de Estado que incluya a un representante del Servicio Postal de los Estados Unidos en las discusiones sobre las elecciones, dijo Ramón.

La orden judicial del viernes puede ser apelada por el estado. En una carta dirigida a la presidenta del Comité de Elecciones de la Cámara de Representantes de Texas, Stephanie Klick, el martes pasado, la Oficina del Fiscal General Ken Paxton se opuso a la extensión del voto por correo, declarando que “el miedo a contraer COVID-19 no acompañado por una enfermedad o condición física que califique no constituye una discapacidad bajo el Código Electoral para propósitos de recibir una boleta por correo”.

La oficina de Paxton dio a entender que el nuevo coronavirus no representa una amenaza para la salud física de los votantes y, por lo tanto, no constituiría elegibilidad para una boleta por correo. “La Legislatura ha definido la ‘discapacidad’ a los fines de votar por correo como una ‘enfermedad o condición física’ que impide que una persona vote en persona el día de las elecciones sin la posibilidad de recibir asistencia personal o de dañar la salud del votante”, escribió la oficina.

Cuando se le preguntó cómo manejará el condado las solicitudes, Garza especificó que los funcionarios del condado “siguen la ley tal como se presenta actualmente. Nuestro trabajo es revisar la solicitud, asegurarnos de que se haya reunido correctamente, y si hay algo en ella que nos dé razones para pensar que necesitamos enviarla de regreso al votante para su aclaración, la enviaremos en ese momento”. dijo.

“Tenemos que hacer todo lo posible para informar al público sobre el proceso, cómo pueden rastrear sus boletas electorales y las cosas que pueden hacer si no se sienten cómodos con el proceso de boleta por correo”.

Garza aseguró a los residentes que hay “pasos y procedimientos para proteger a los votantes y proteger su voto si sienten que lo necesitan”. La información estará disponible en cameronvotes.com. cualquier persona que tenga preguntas puede llamar al departamento de elecciones al (956) 544-0809.

El Condado Hidalgo también está procesando normalmente solicitudes. “Queremos que se tomen decisiones para poder prepararnos mejor. Queremos que haya una finalidad en estas decisiones. Haremos lo que sea necesario para asegurarnos de que nuestros votantes sean honrados en su derecho al voto”, recalcó Ramón.

Los residentes pueden comunicarse con el departamento de elecciones del Condado Edinburg al (956) 318-2570.