Cárceles de Texas no aceptarán a reclusos de cárceles de condados

Texas Tribune


El Centro de Detención de Adultos del Condado de Hidalgo visto el miércoles 19 de julio de 2018 en Edinburg.

-The Monitor

A partir del lunes, el sistema penitenciario de Texas dejó de aceptar a nuevos reclusos de cárceles del condado, según una carta de la agencia obtenida por The Texas Tribune.

Bryan Collier, director ejecutivo del Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ por sus siglas en ingles), dijo el sábado en una carta a los sheriffs de los condados que reconoció que la medida pondría una presión adicional en los condados, pero dijo que la acción es necesaria.

El nuevo coronavirus se confirmó en al menos 10 cárceles de condados, y la cantidad de prisioneros estatales infectados casi se duplicó en un día la semana pasada, según informes de la agencia estatal.

“Detener el ingreso de nuevos reclusos permitirá que el TDCJ combata este virus sin exponer más a los reclusos del condado y del estado”, escribió Collier.

Hasta el sábado, 167 prisioneros estatales y 72 empleados de TDCJ habían dado positivo por el virus en unidades en todo el estado, informó TDCJ. Y un prisionero y un oficial correccional de diferentes unidades han muerto después de contraer el virus. Veinte de las más de 100 instalaciones penitenciarias del estado se cerraron después de que un recluso o empleado dio positivo, restringiendo el movimiento y la actividad de los prisioneros.

Normalmente, los condados envían documentos de compromiso al TDCJ después de que un preso haya recibido una sentencia de prisión, y el sistema penitenciario estatal tiene que aceptarlos dentro de los 45 días, de acuerdo con la ley estatal. Ese estatuto ahora ha sido pausado durante el desastre del coronavirus, dijo Collier. La agencia ya había detenido la admisión de los condados si los reclusos en la cárcel habían dado positivo.

“Estos números aumentan cada día, y debemos hacer más para negarle a este virus la oportunidad de propagarse”, escribió. Algunos condados han trabajado para reducir la cantidad de personas en cárceles propensas a enfermedades, donde las personas entran y salen rápidamente de las rejas y viven en habitaciones estrechas.

Sin enviar a los reclusos al sistema penitenciario estatal, esas poblaciones podrían aumentar. En el condado de Dallas, donde el primer interno de la cárcel del condado dio positivo y ahora más de 30 internos tienen el virus, dijo el juez del condado Clay Jenkins el mes pasado, sin embargo, que entendía por qué TDCJ detendría el ingreso de la cárcel después de que un interno dio positivo.

“No quiero enviar a nadie positivo de COVID (a TDCJ). Lo entiendo totalmente”, dijo en una conferencia de prensa en ese momento.