Autoridades investigan conexión con empleado de asilos

POR FERNANDO DEL VALLE
Redacción



Las autoridades del Departamento de Salud del Condado Cameron informaron que el número de casos confirmados de COVID-19 relacionados con la Veranda Rehabilitation and Health Care en Harlingen ha aumentado de tres a siete.

-Maricela Rodriguez, Valley Morning Star

HARLINGEN — Un trabajador de la salud llevó el coronavirus de un hogar de ancianos de Harlingen a un centro de rehabilitación aquí, dijo el martes el administrador de salud del Condado Cameron.

Las autoridades están tratando de determinar la identidad del trabajador de salud que llevó el virus COVID-19 desde Veranda Healthcare & Rehabilitation a Windsor Atrium, dijo la administradora de salud, Esmeralda Guajardo.

“Esa parece ser la exposición en Windsor”, dijo Guajardo. “Todavía estamos investigando para tratar de determinar.

Parece que está sucediendo algo en los hogares de ancianos.Comparten personal”.

Guajardo comentó que los funcionarios del condado están trabajando para emitir una orden que rija los hogares de ancianos.

Las autoridades están investigando si un trabajador de la salud en Veranda, donde se han confirmado al menos tres casos de COVID-19, pacientes infectados en Windsor, donde se han confirmado cinco casos.

El lunes, las autoridades confirmaron que un hombre de 81 años que contrajo el virus en Veranda murió en el Valley Baptist Medical Center, convirtiéndose en la primera muerte confirmada del condado derivada del coronavirus.

El domingo, la administradora de Windsor Atrium, Sandra Basaldua, informó a las familias de los pacientes sobre dos casos de virus confirmados en el centro de rehabilitación.

“Acabamos de enterarnos de que dos pacientes dieron positivo para COVID-19”, escribió. “Los esfuerzos para gestionar este desarrollo incluyen seguir las pautas proporcionadas por los Centros de Servicios de Medicina y Medicaid sobre la restricción de visitas al personal esencial de atención médica que ha estado vigente desde el 13 de marzo de 2020 y otras pautas de los Centros para el Control de Enfermedades y Prevención.”

El lunes por la noche, los funcionarios de salud del condado informaron 14 nuevos casos, incluidos cinco conectados al Windsor Atrium.

De los cinco casos relacionados con Windsor Atrium, tres son residentes y dos son empleados.

El martes por la noche, los funcionarios de salud del condado confirmaron 7 casos, incluidos 2 residentes de Windsor Atrium y 1 residente de Veranda Veranda Healthcare & Rehabilitation.

NUEVA ORDEN PROHÍBE COMPARTIR PERSONAL

En el Ayuntamiento, los funcionarios expresaron su preocupación por el hecho de que los trabajadores de atención médica en hogares de ancianos “que se mudan entre diferentes hogares de ancianos y centros de atención a largo plazo” están detrás de un aumento en los casos por COVID-19.

El domingo, el Dr. Michael Mohun, la nueva autoridad de salud de la ciudad, emitió órdenes que prohibían que los hogares de ancianos y los centros de rehabilitación compartieran el personal de atención médica y transfirieran a los residentes a otras instalaciones.

“La directiva del Dr. Mohun es el resultado del reciente aumento en los casos positivos de

COVID19, que la ciudad tiene razones para creer que está siendo causada por el movimiento del personal de atención médica y el personal de apoyo de atención médica que se mudan entre diferentes hogares de ancianos y centros de atención a largo plazo, así como hacia y desde los centros de atención médica”, dijo la portavoz de la ciudad Irma Garza en el comunicado de prensa.

“Esta directiva es efectiva de inmediato y su incumplimiento podría resultar en una acción de cumplimiento civil y penal”, afirmó.

LA RESPUESTA DE VERANDA

El martes, el personal de Windsor Atrium se negó a comentar sobre los casos.

El lunes, el administrador de Veranda Jason Hess declaró que el hogar de ancianos sigue cumpliendo con los requisitos.

“En cuanto a la reciente directiva de control de salud emitida por la ciudad de Harlingen, entendemos y respetamos la posición de la ciudad”, afirmó Hess.

“Varias de las intervenciones mencionadas anteriormente han sido objeto de orientación de los CMS o los CDC. Con respecto a esos protocolos, Veranda Rehabilitation and Healthcare ha cumplido totalmente desde el momento en que se recibió originalmente la guía (si no antes)”, afirmó Hess.

“La instalación siempre ha tenido un sólido plan de prevención y control de infecciones y lo ha ampliado en respuesta a la situación del coronavirus”, afirmó. “Estamos totalmente comprometidos a tomar medidas consistentes con las directivas federales, estatales y municipales y a mantener seguros a nuestros residentes y al personal durante estos tiempos difíciles”.