Condado Cameron confirma primera muerte por COVID-19

Por LAURA MARTINEZ

Redacción


Las autoridades del Departamento de Salud del Condado Cameron informaron que el número de casos confirmados de COVID-19 relacionados con la Veranda Rehabilitation and Health Care en Harlingen ha aumentado de tres a siete.

-Maricela Rodriguez, Valley Morning Star

El Condado Cameron recibió la confirmación de su primera muerte relacionada con COVID-19 de un residente del condado.

El paciente era un residente de 81 años de Veranda Rehabilitation and Healthcare en Harlingen y había sido hospitalizado en el Valley Baptist Medical Center en Harlingen.

“Nos entristece mucho saber de esta muerte relacionada con COVID-19”, declaró el juez del Condado Cameron Eddie Treviño, Jr. “Nuestras más profundas condolencias y pensamientos están con su familia y seres queridos durante este momento difícil. Al reconocer la gravedad de esta enfermedad y la importancia de las próximas semanas, el Condado Cameron está decidido a hacer todo lo que esté a su alcance para evitar la pérdida de vidas adicionales por COVID-19. Es imperativo que cada residente haga su parte para reducir la propagación y evitar poner a otros en riesgo”.

El Departamento de Salud del Condado Cameron indicó que continúa investigando el brote de COVID-19 en los asilos de ancianos.

Hasta la fecha, ha habido 11 empleados y 11 residentes con resultados positivos, 10 empleados y 10 residentes con resultados negativos y 39 personas con resultados pendientes.

Las personas que han resultado positivas están aisladas y los empleados que tienen resultados pendientes no están trabajando en las instalaciones.

NUEVA DIRECTIVA DE SALUD

A última hora de la tarde del domingo, autoridades de Harlingen emitieron una nueva directiva de salud que prohíbe que los hogares de ancianos y los centros de atención a largo plazo “compartan el personal de atención médica y el personal de apoyo, así como la transferencia de residentes a otros centros”.

La directiva emitida por el Dr. Michael Mohun, autoridad de salud de la ciudad, también ordena “que cada instalación inicie de inmediato las evaluaciones y protocolos de los Centros para el Control de Enfermedades”. Además, cada instalación debe proporcionar una copia de su plan integral de respuesta COVID-19”.

La declaración de la ciudad dijo que el ímpetu detrás de la directiva es un consenso de que los trabajadores de la salud que se mudan entre hogares de ancianos y centros de atención a largo plazo son responsables de un aumento reciente de casos de COVID-19 en la ciudad.

Un hombre no identificado del Condado Willacy, que según las autoridades tenía unos 60 años, fue la primera persona en morir por el virus en el Valle. Las autoridades anunciaron su desceso el sábado.