Enfermera de Harlingen comparte amor elaborando cruces de palmas

Por ZULEMA PHILLIPS
Redacción



Domingo de Palmas (1).jpg

Buscando como calmar sus nervios Karis Jade Peña, enfermera de Harlingen, encontró la solución que le brindaría paz, el hacer cruces de palma. “El trabajar y la posibilidad de estar expuesta y traer el virus a casa está constantemente en mi mente” escribió Peña en facebook añadiendo que “En momentos como estos me gusta ayudar. Está en mi naturaleza, estoy constantemente pensando en formas en que puedo ayudar a las personas. Siempre siento que no estoy haciendo lo suficiente y que soy capaz de hacer más”.

Peña se dirigía a llevar unos huevos a una persona que los necesitaba cuando vio un camión de bomberos parado dejando unas palmas recién cortadas a un lado de una calle, para ella eso fue una señal, relata en su post.

Así fue como Peña junto a su familia elaboraron 70 cruces de palma, cuidadosamente las ataron utilizando listones blanco y morado. Elaboradas y bendecidas por ella y sus hijos.

“Antes de darme cuenta, mis hijos se pusieron a ayudarme” escribió Peña en su muro en Facebook. Ambos, sentados en el piso enlazaban una hoja de palma en forma de cruz.

El domingo, en la esquina de su casa, los Peña pusieron las cruces de palma dentro de un cesto blanco. Montaron un mesa, en la que le colocaron un cartel en el que se leía “Palmas para Domingo de Palmas, ‘Hossana en las alturas, Mateo 21:9’ ”.

Peña compartió con la comunidad más que una simple cruz, compartió esperanza y sus sentimientos escribiendo “(Las cruces) Se hicieron con mucho amor y oración por este Domingo de Ramos. Este es el momento de unirse y orar! ¡Los quiero muchachos!”

En pocas horas, amigos y gente de la comunidad de Harlingen acudieron a casa de los Peña para llevarse una cruz.

La religión católica celebra hoy el Domingo de Ramos, que marca el inicio de la Semana Santa y el final de la Cuaresma.

El sitio www. sobrehistoria.com indica que la palma, tiene que ser bendecida por el sacerdote el domingo de Ramos durante la misa. La tradición manda que la palma debe colocarse en un lugar privilegiado durante toda la Semana Santa y cuidarse, para proteger el hogar. Sobre todo para el pueblo judío la palma es considerada como símbolo de fecundidad y de riqueza.