Misas de Semana Santa se celebrarán en confines de Vaticano




El Papa Francisco sostiene una custodia durante una oración en la entrada de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, el viernes 27 de marzo de 2020. Orando en una plaza desolada de San Pedro, el Papa Francisco comparó la pandemia de coronavirus el viernes con una tormenta. dejando al descubierto ilusiones de que las personas pueden ser autosuficientes y, en cambio, nos encuentra a "todos nosotros frágiles y desorientados" y necesitamos la ayuda y la comodidad de los demás. El nuevo coronavirus causa síntomas leves o moderados para la mayoría de las personas, pero para algunos, especialmente los adultos mayores y las personas con problemas de salud existentes, puede causar enfermedades más graves o la muerte. (Yara Nardi / Foto de la piscina a través de AP)

-Yara Nardi

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El papa Francisco celebrará las ceremonias de Semana Santa en los confines de Ciudad del Vaticano, incluso el Viacrucis del Viernes Santo en las escalinatas de la basílica de San Pedro en lugar del Coliseo de Roma como es costumbre.

Debido a la pandemia de COVID-19, el Vaticano anunció el viernes que Francisco celebrará la misa del Domingo de Ramos, Jueves Santo, Vigilia Pascual y Pascua, el 12 de abril en el altar principal de la basílica.

La noche del viernes, el pontífice pronunció una oración especial ante una vacía plaza de San Pedro y luego dio una bendición extraordinaria Urbi et Orbi (a la ciudad y el mundo), reservada generalmente para Pascua y Navidad.

Antes de la pandemia, que forzó a Italia y muchos otros países a cuarentena y limitó severamente la movilidad de la gente en público, decenas de miles de feligreses habrían atiborrado la plaza el Domingo de Ramos para la misa al aire libre celebrada por el pontífice.

La procesión con veladores del Viernes Santo al antiguo Coliseo de Roma suele atraer a multitudes de turistas, peregrinos y romanos, pero hace semanas tanto los turistas como los peregrinos desaparecieron de Italia por temores de ser contagiados del virus y, después, por decreto local y nacional.

El brote en Italia tiene el mayor número de muertes del mundo en un solo país.

La Santa Sede confirmó cuatro casos de COVID-19 en el pequeño estado independiente al centro de Roma.

Se negó a decir si Francisco, de 83 años y quien hace semanas tuvo gripe, se ha hecho la prueba para COVID-19. Entre los casos confirmados del Vaticano hay un prelado italiano que vive en el mismo hotel que Francisco.