Ciudad luce vacía ante toque de queda; negocios cierran

Por AURORA OROZCO/El Nuevo Heraldo


Avisos de cierre de negocios se aprecian en varias tiendas del centro de Brownsville, luego de entrar en vigor el toque de queda en el Condado de Cameron.

-Por AURORA OROZCO/El Nuevo Heraldo

Una ciudad vacía lució este miércoles Brownsville, luego del toque de queda que entró en vigor el primer minuto de este miércoles en el Condado de Cameron.

En un recorrido por calles del centro de la ciudad el Nuevo Heraldo pudo constatar negocios cerrados debido a las medidas anunciadas por las autoridades para prevenir que se propague el COVID-19.

De manera inusual se apreció la tranquilidad de la zona centro, la cual es un punto comercial importante en la ciudas de Brownsville.

Las medidas adoptadas, tanto por el gobierno municipal, condado y autoridades federales de no permitir el ingreso de extranjeros sin una razón justificada al país, mantienen paralizado el comericio en la ciudad.

El condado emitió el pasado lunes una orden de “Permanecer en su casa”, anunciada por el juez Eddie Treviño Jr. y que tendrá una vigencia de 14 días.

El refugio obligatorio en el lugar conlleva multas para los infractores de hasta mil dólares, ó hasta 180 días en prisión). También contiene una serie de exenciones bajo los títulos “actividades personales esenciales”, que incluyen compras de comestibles, visitas al médico, selección de comprar comida para llevar de restaurantes y cuidar a familiares en otros hogares. Otras exenciones se enumeran en operaciones esenciales de negocios, viajes, infraestructura y atención médica.