Reconocen a la Hermana Pimentel por su trabajo con vulnerables y refugiados

POR NUBIA REYNA
Redacción



LA DIRECTORA EJECUTIVA DE CARIDADES CATÓLICAS DEL VALLE DEL RÍO GRANDE, la Hermana Norma Pimentel, recibe un Premio de Excelencia del Círculo de Amor de la Corte Católica de las Hijas de las Américas en la Iglesia Católica St. Lukes, el sábado en la sucursal principal de IBC por su destacado liderazgo y esfuerzos humanitarios

-Miguel Roberts

Más de 300 personas asistieron el sábado a la recaudación de fondos por Catholic Daughters of the Americas Court Saint Luke, en el banco IBC, donde la hermana Norma Pimentel recibió el Premio a la Excelencia del Círculo de Amor por su sincero trabajo con familias de inmigrantes y refugiados.

La hermana Norma Pimentel es la directora ejecutiva de Caridades Católicas del Valle del Río Grande y en 2015 fue reconocida personalmente por el Papa Francisco por su trabajo con inmigrantes.

Los reconocimientos y premios que recibió la Hermana Pimentel incluyen la Medalla Lawtaree de la Universidad de Notre Dame, el premio Martin Luther King Jr. Keep the Dream Alive, el Ciudadano del Año RGV, el Premio Mujer del Año de la Cámara de Comercio de McAllen y muchos más.

Anna B. Lerma, vicepresidenta de la Corte Saint Luke, dijo que la hermana Pimentel ha trabajado con los más vulnerables de la región. Al respecto, dijo que la hermana Pimentel fue instrumental en la organización rápida de los recursos de la comunidad en 2014, estableciendo el Centro de Alivio Humanitario en McAllen.

“Se recuerda su trabajo con la comunidad migrante cuando era la directora de lo que una vez fue conocida como Casa Óscar Romero en San Benito”, dijo Lerma a la audiencia. “Su trabajo no se detuvo allí, ya que las Hermanas de los Misioneros de Jesús han estado muy activas en Matamoros”.

El alma matter de la hermana Pimentel, la Universidad de Loyola, la reconoce como una de las defensoras de inmigrantes más fuertes del país. Nació en Brownsville como hija de inmigrantes mexicanos y ha recibido varios reconocimientos por su trabajo.

“Para mí, especialmente de Brownsville, tiene un lugar muy especial en mi corazón porque amo a Brownsville y esta es quien soy, esta es la ciudad que me vio crecer”, dijo la hermana Pimentel.

“Soy una con Brownsville porque todas estas mujeres son mujeres hermosas que son parte de lo que soy. Crecimos juntas y estoy muy feliz de poder unirnos en una respuesta tan hermosa a la humanidad y me alegro de que sean

tan solidarios porque me da fuerzas para seguir haciendo lo que estoy haciendo”.

Durante su discurso de aceptación, la hermana Pimentel dijo que nunca es incorrecto ayudar a alguien más. A su vez, también habló sobre sus experiencias al ayudar a los inmigrantes y dijo que tienen que ser ayudados no porque sean migrantes sino porque son humanos.

“Cuando me reconocen por el trabajo que hago, es un sentimiento agridulce porque concienciar a miles y miles de personas, debido a su dolor y sufrimiento, que he visto y con el que he estado presente, pero al mismo tiempo también destaca a las miles de personas que se unen y responden con un corazón generoso”, dijo.

La presidenta de la Corte Saint Luke, Nellie García, dijo que la hermana Pimentel es una inspiración para todos. Al mismo tiempo, manifestó que recuerda que el obispo Flores se refirió a ella como un signo vivo de Cristo y que es conocida como la monja favorita del papa Francisco.

“A n t e r i o r m e n t e describí el círculo de proyectos nacionales de amor con los siete puntos de servicios hacia la comunidad y la iglesia”, señaló García. “Puedo decirles sin lugar a dudas que la Hermana Norma ejemplifica no solo los siete puntos, sino todas las subsecciones esbozadas en cada punto en relación con la familia, la vida, la caridad, la espiritualidad y los servicios humanitarios para todos los necesitados”.

—nreyna@brownsvilleherald.com