Gobernador de Texas cancela evaluaciones STAAR

Associated Press



AUSTIN, Texas — El gobernador de Texas Greg Abbott archivó el lunes el requisito del estado para pruebas estandarizadas de alto impacto, con cientos de distritos escolares que ya han cancelado las clases y el estado preparándose para cierres a largo plazo para combatir el coronavirus.

Abbott dijo que también estaba pidiendo al gobierno federal que renuncie a sus requisitos de evaluación educativa para el año escolar.

La decisión de eliminar la prueba estandarizada de Texas este año se produce cuando el gobernador republicano se ha resistido a decirle a las escuelas, negocios o ciudades si deben permanecer abiertos, limitar las reuniones públicas o cerrar por completo.

Algunos funcionarios locales han buscado orientación más específica, pero a diferencia de los gobernadores en otros estados grandes como California y Florida, Abbott ha dicho que esas decisiones se toman mejor a nivel local.

La suspensión de los requisitos de evaluación de este año sugiere que las escuelas públicas de Texas deberían planificar cierres a largo plazo. Abbott sugirió que seguirá siendo una decisión local.

“Su salud y seguridad son las principales prioridades y el estado de Texas dará flexibilidad a los distritos escolares para proteger y garantizar la salud de los estudiantes, el profesorado y sus familias. Autorizaremos a las escuelas a tomar las mejores decisiones para proteger a sus comunidades de COVID-19”, dijo Abbott, refiriéndose a la enfermedad causada por el coronavirus.

Para la mayoría de las personas, el virus solo causa síntomas leves o moderados, como fiebre y tos. Para algunos, especialmente los adultos mayores y las personas con problemas de salud preexistentes, puede causar enfermedades más graves, incluida la neumonía.

La gran mayoría de las personas se recuperan del virus. Según la Organización Mundial de la Salud, las personas con casos leves se recuperan en aproximadamente dos semanas, mientras que aquellas con casos más graves pueden tardar entre tres y seis semanas en recuperarse.

Las Evaluaciones de Preparación Académica del Estado de Texas, también conocido como STAAR, es el examen exigido por el estado que se realiza anualmente a estudiantes de primaria a secundaria. Varios legisladores estatales y grupos de educación instaron a Abbott a cancelar las pruebas de este año.

Todavía no estaba claro el lunes cómo cancelar los exámenes STAAR afectaría a los estudiantes que necesitan ciertas pruebas para avanzar al siguiente grado o graduarse.

Abbott dijo que estaba trabajando con funcionarios de educación de Texas para garantizar que los estudiantes estén preparados para el próximo año mientras las escuelas se preparan para un posible cambio al aprendizaje en línea.