Weinstein es culpable

Por Michael R. Sisak y Tom Hays
Associated Press



Harvey Weinstein llega a un tribunal en Manhattan el lunes 24 de febrero del 2020 en Nueva York, poco antes de ser declarado culpable de dos cargos en su juicio por abuso sexual y violación.

-Associated Press

NUEVA YORK — Harvey Weinstein fue declarado culpable el lunes de violación y abuso sexual de dos mujeres y de inmediato fue esposado y escoltado a una cárcel, sellando su vertiginosa caída de magnate de Hollywood a archivillano del movimiento #MeToo.

Weinstein, de 67 años, tenía cara de resignación cuando escuchó el veredicto que podría ponerlo tras las rejas por hasta 29 años.

“Este es el nuevo panorama para los sobrevivientes de abuso sexual en Estados Unidos, creo, y es un nuevo día. Es un nuevo día porque Harvey Weinstein finalmente ha sido responsabilizado por los delitos que cometió”, dijo el fiscal de distrito Cyrus Vance Jr. “Weinstein es un depredador sexual en serie y violento que usa su poder para amenazar, violar, atacar y engañar, humillar y silenciar a sus víctimas”.

Los abogados de Weinstein dijeron que apelarán.

“Harvey es increíblemente fuerte. Lo tomó como un hombre”, dijo la abogada defensora Donna Rotunno. “Sabe que seguiremos luchando por él, y nosotros sabemos que esto no ha terminado”. Otro de sus abogados, Arthur Aidala, repitió lo que Weinstein le había dicho a su equipo legal: “Soy inocente. Soy inocente. Soy inocente. ¿Cómo puede ocurrir esto en Estados Unidos?”

El jurado de siete hombres y cinco mujeres deliberó por cinco días antes de declarar a Weinstein culpable de violar a una aspirante a actriz en un cuarto de hotel en Nueva York en 2013 y de abusar sexualmente de la asistente de producción Mimi Haleyi en su apartamento en 2006 al darle sexo oral por la fuerza.

Fue absuelto de los cargos más serios, dos acusaciones de agresión sexual predatoria, que conllevaban penas potenciales de cadena perpetua. Esos dos cargos giraban sobre la palabra de la actriz de “The Sopranos” (“Los Soprano”) Annabella Sciorra, quien dijo que Weinstein entró por la fuerza a su apartamento, la violó y le dio sexo oral por la fuerza a mediados de la década de 1990.

La condena de abuso sexual conlleva una pena máxima de 25 años tras las rejas y la violación en tercer grado hasta cuatro años. La sentencia se dictará el 11 de marzo.

El juez James Burke ordenó que fuera encarcelado de inmediato. Agentes de la corte rodearon a Weinstein, lo esposaron y lo sacaron de la sala. El juez dijo que pedirá que Weinstein sea retenido en la enfermería luego que sus abogados dijeron que requiere de atención médica tras una infructuosa operación de la espalda.

El veredicto llega tras semanas de testimonios a menudo desgarradores y dolorosamente gráficos de una serie de acusadoras que hablaron de violaciones, sexo oral forzado, manoseo, masturbación y proposiciones indecorosas justificadas en Hollywood como parte de la cultura del “casting de sofá”.

La condena fue vista como un muy esperado ajuste de cuentas para Weinstein luego que los años de rumores sobre su comportamiento se convirtieron en un torrente de acusaciones que destruyó su carrera en 2017 y dio lugar a #MeToo, el movimiento global para exhortar a las mujeres a pronunciarse y señalar a hombres poderosos por conducta sexual inapropiada.

Además de las tres mujeres a las que fue acusado de atacar, otras tres mujeres que dijeron que también fueron agredidas por Weinstein rindieron declaraciones como parte de un esfuerzo de la fiscalía por mostrar un patrón de conducta brutal por parte del acusado.

“Weinstein con su manipulación, sus recursos, sus abogados, sus publicistas y sus espías hacía todo lo que podía para silenciar a las sobrevivientes”, dijo Vance tras conocerse el veredicto. Elogió a las mujeres que se pronunciaron al decir que “cambiaron el curso de la historia en la lucha contra la violencia sexual” y “llevaron nuestro sistema judicial al siglo XXI”.

The Associated Press no suele identificar a personas que dicen que han sido víctimas de crímenes sexuales a menos que éstas lo autoricen, como es el caso de Haleyi y Sciorra.

Los jurados expresaron sus dificultades con los cargos de Sciorra en el cuarto día de deliberaciones. El viernes, tras revisar parte de su testimonio y la evidencia relacionada, le enviaron una nota al juez diciendo que estaban en un punto muerto pero que habían alcanzado un veredicto unánime para los otros casos. Tras un debate en la corte, el juez les ordenó que continuaran deliberando.

En el caso de la mujer no identificada a la que Weinstein fue acusado de violar, el jurado lo absolvió de violación en primer grado, que requiere el uso o la amenaza del uso de fuerza, y lo declaró culpable de violación en tercer grado, que implica la falta de consentimiento.

Tras el veredicto, el presidente del jurado Bernard Cody respondió al salir de la corte cuando le preguntaron cómo fueron las deliberaciones para él en lo personal: “Devastadoras”. No proporcionó detalles.

Aunque Weinstein no testificó durante el juicio, sus abogados sostuvieron que cualquier contacto sexual fue consensual y que sus acusadoras se acostaron con él con el fin de beneficiar sus carreras. La defensa sacó partido del hecho de que dos de las mujeres centrales en el caso se mantuvieron en contacto con Weinstein por medio de emails cálidos y hasta coquetos — y tuvieron relaciones sexuales con él — mucho después de los presuntos abusos.