Campeones regionales listos para torneo estatal

Por Henry Miller
Redacción



De izquierda a derecha, Serenity De la Garza de McAllen Memorial, Precious Hernández de Donna High, Mónica Rensendez de Donna North y Abel Alvarado de PSJA Memorial, posan en Donna High School el miércoles 19 de febrero de 2020, en Donna.

DONNA – Más de 40 luchadores de preparatoria representarán al Valle del Río Grande en el torneo estatal de lucha de la UIL este fin de semana en el Berry Center, en Cypress.

Dieciséis luchadores en cada una de las 10 divisiones de peso femenil y 14 divisiones en varonil, los cuatro primeros lugares de cada una de los cuatro regiones de Texas, lucharán en la colchoneta por la oportunidad de ganar el campeonato estatal.

Cinco de esos luchadores locales son campeones de la Región IV. Incluyen a Abel Alvarado de PSJA Memorial (22-1) en la Clase 5A con 106 libras, Mónica Resendez de Donna North (17-6) en la Clase 6A con 95 libras, Serenity De la Garza de McAllen Memorial (36-5) en Clase 6A en 138, y otros dos representantes de Clase 5A con Precious Hernández de Donna High (21-1) en 215 y Judith Rivas de La Joya Palmview (38-4) en 165 libras.

Rivas no estuvo disponible para la sesión de fotos y entrevistas para esta historia.

 

Abel Alvarado

PSJA Memorial

22-1; 106 libras

Alvarado está haciendo su segundo viaje consecutivo al torneo más grande del año. Terminó segundo en el torneo de distrito del año pasado.

“Se siente increíble ganar el regional; ese era un gran objetivo para mi.

“Sabía que él (Alberto Mendoza de Sharyland) había estado sacando a todos, así que realmente tuve que luchar con inteligencia contra él y no darle ninguna oportunidad”.

“La clave más importante para este año es mi recuperación. El año pasado enfrenté muchas lesiones y este año me enfoqué más en mi resistencia y recuperación de la manera correcta”.

Sobre cómo se siente luchando en 106 después de luchar en 113 la mayor parte del año: “Es agotador, pero siento que soy invencible ahora y los luchadores que están en un puesto más alto que yo los vi luchar el año pasado en el estado y siento que puedo competir con ellos, la clave es tratarlos como a cualquier otro oponente”.

 

Precious Hernández

Donna High

21-1; 215 libras

Hernández derrotó a la mejor luchadora de la Región IV en la división, Camile Flores (28-4) de Sharyland Pioneer, solo dos semanas después de que Flores otorgó a Hernández su única derrota de la temporada en las finales del distrito.

“Ella fue sin duda mi oponente más desafiante. Ella era la segunda en el estado y ya me había derrotado en la final del distrito. En el distrito estaba muy emocionada. Mi mejor amigo (Ozzy Guerra) acababa de dislocarse el codo en este partido y este iba a ser nuestro año, él y yo en el estatal, no estaba en eso. Había estado llorando. Mi cabeza no estaba en la competencia y perdí.

“En el regional dije que ella no me iba a quitar esto, así que la llevé y la vencí. La diferencia fue que ella no tuvo la oportunidad de controlarme. Yo estaba en control total.

“Es mi tercera vez en el estatal y espero que mi mejor resultado sea este año. Espero poder traer algo a mi comunidad.

“El año pasado estaba en una categoría de peso diferente, 185, y ahora este año en 215. Es bastante difícil, pero sentí que podría tener más éxito en este peso, así que subí”.

 

Serenity De la Garza

McAllen Memorial

36-5; 138 libras

De la Garza, una luchadora de primer año que fue convencida por su tío de luchar, ha irrumpido en la escena. Ella derrotó a cuatro personas seniors consecutivas en el camino hacia el título regional y su primer viaje al campeonato estatal.

“No tenía una idea para luchar, mi tío me dio la idea y la probé y empezó a gustarme después de un tiempo.

“Comencé con 148 y las luchadoras eran un poco más lentas y con 138 eran más rápidas y me gustaba moverme más rápido mejor. Creo que mi fuerza me da una pequeña ventaja. Me gusta ver los videos de mis competencias y ver qué es lo que hice mal para poder mejorar, como mis entradas y caídas.

“Realmente no tenía ninguna preocupación sobre mi lucha en la final. Solo tenía que pensar positivo y salir y dar lo que tenía, y lo hice.

“No pensé que llegaría tan lejos, pero he trabajado duro para llegar lo más lejos posible. Una vez que ocupé el primer lugar en la región, me di cuenta de que era bastante buena en esto. Cuando vi mi récord por primera vez, tenía 18-0 y luego fui a San Antonio y estaba llorando cuando perdí y el entrenador se acercó a mí y me dijo que me preparara porque las vería en los regionales y las vi y luché. Trabajé duro, pensé positivo. La primera vez que fui a San Antonio tenía miedo. Ahora siento que estoy preparada”.

 

Mónica Resendez

Donna North

17-6; 95 libras

Resendez está haciendo su primer viaje al estatal. Ella dijo que está un poco nerviosa pero se está centrando en pensar positivamente. Este es su tercer año en el programa de lucha libre de Donna North.

“Este año, mentalmente tengo una mentalidad diferente. Voy pensando positivamente y sabiendo que voy a ser la ganadora. Físicamente seguí atacando en los regionales. Volverían a subir y los volvería a bajar.

“Una combinación perfecta para mí sería golpes y vuelta. Estuve allí para probarlo y terminó gustándome y quedándome. Originalmente me uní por mi peso. Primero fui jugadora de baloncesto y los entrenadores de lucha libre me preguntaban cuánto pesaba. Dije 97 y dijeron: ‘Necesitamos una niña en el peso de 95 libras. Quítate los zapatos y métete en la colchoneta’.

“No tenía idea de cómo luchar. Dijeron: ‘No te preocupes, te enseñaremos’. Obtuve una victoria en mi primer lucha (contra alguien de Donna High) y me enganché”.