Sismo de magnitud 5 en Puerto Rico causa daños

Por DÁNICA COTO/Associated Press


Un helicóptero militar de EEUU despega mientras las reservas del ejército de EEUU instalan carpas para duchas portátiles en una ciudad de carpas para cientos de personas desplazadas por terremotos en Guánica, Puerto Rico.

-Carlos Giusti/Associated Press

SANTA ISABEL, Puerto Rico — Una réplica de magnitud 5 que remeció el sur de Puerto Rico el martes provocó algunas grietas, pero ningún herido en una región que ha registrado temblores continuos durante más de un mes.

Las autoridades en la localidad costera de Guayanilla, en el suroeste del territorio, reportaron grietas en un muro y en un arco aledaño a una piscina municipal que ya había sido cerrada al público. El sismo provocó nuevas inspecciones a viviendas, escuelas y otros inmuebles.

“Se teme que se vuelvan a afectar”, comentó Danny González, portavoz de Guayanilla, a The Associated Press. “Fue fuerte”.

Un par de viviendas en la aledaña ciudad de Ponce también resultaron dañadas, lo que hizo que las autoridades cerraran varias calles en la zona del centro como medida de precaución mientras se revisaban las grietas profundas.

El sismo ocurrido a las 10:45 de la mañana (1445 GMT) tuvo su epicentro a 15 kilómetros (9 millas) al sursureste de Guánica a una profundidad de 7 kilómetros (4 millas), de acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos. Se sintió a lo largo y ancho de la isla.

Víctor Huérfano, director de la Red Sísmica de Puerto Rico, dijo a la AP que el temblor es parte de una serie de réplicas de un terremoto de magnitud 6,4 registrado el 7 de enero, que provocó la muerte de una persona y destruyó o dañó cientos de viviendas y escuelas.

El nuevo sismo reenergizó la zona, desatando 10 réplicas en la hora que le siguió, señaló Huérfano.

“Esto va a continuar y va a continuar por un tiempo adicional”, añadió.

Unas 1.000 personas continúan en refugios en el sur de la isla y las autoridades prevén que la cifra aumentará tras el último temblor. La mayoría de los asentados en los refugios simplemente temen regresar a sus casas, aunque éstas no hayan sufrido daños, señalaron las autoridades.

El alcalde de Guánica, Santos Seda, comentó a la AP que, si bien no se reportaron daños en su ciudad, le preocupaban las consecuencias emocionales de los sismos.

“Lo adelantado emocionalmente se atrasa”, dijo Seda.