Panadería local comparte proceso de la Rosca de Reyes

POR NUBIA REYNA
Redacción



LA PROPIETARIA Patricia Mar de Las Palmas Bakery coloca una tradicional Rosca de Reyes recién hecha en su panadería en preparación para El Día de los Reyes Magos, o Día de los Reyes, en Brownsville, Texas.

-Miguel Roberts

Para muchas personas que viven en la frontera de México con Estados Unidos, el Día de los Reyes Magos, o Día de Reyes es un día para celebrar juntos comiendo la famosa Rosca de Reyes y concluyendo las vacaciones para comenzar la rutina normal.

La fiesta del Día de los Reyes, celebra la llegada de los tres reyes magos: Caspar, Melchor y Baltasar a Belén, donde encontraron al Niño Jesús envuelto en pañales y acostado en un pesebre.

“Estoy muy feliz de que durante los últimos años las tradiciones mexicanas en los Estados Unidos hayan comenzado a arraigarse”, dijo Patricia Mar, miembro de la familia propietaria de Las Palmas Bakery. “Nosotros, como mexicanos, tenemos esta tradición profundamente arraigada. Mi mamá siempre nos obligaba a poner el zapatito y recibíamos un regalo; no tan grande como lo hicimos en Navidad porque vivimos en la frontera, pero es algo para celebrar el Día de Reyes y, obviamente, comeríamos la Rosca de Reyes.

“Ahora mis hijos, que nacieron aquí, tienen 17 años y, aunque esa tradición no está tan arraigada aquí, saben que es hora de la rosca y que tenemos que celebrar”.

Mar dijo que no importa con qué religión se identifique la gente para celebrar el Día de los Reyes Magos. Que hoy en día la tradición es una forma de pasar tiempo juntos en familia y celebrar las fiestas.

“No importa si eres cristiano o no, es solo una parte de nuestra cultura latina”, expreso. “Nos reunimos, comemos la Rosca de Reyes y, por supuesto, quien reciba El Niño tendrá que pagar los tamales en el Día de la Candelaria”.

La empresaria considera que es importante para la comunidad apoyar a las panaderías locales porque la calidad de sus productos no se puede comparar con las que se encuentran en los supermercados, explicando que se necesitan cuatro horas para terminar una Rosca de Reyes.

“Por la misma razón que esta tradición es muy popular en todas partes, ahora vemos Roscas de Reyes en todas partes, cuando antes solo la veíamos en panaderías locales como nosotros y hoy en día es en supermercados más grandes”, dijo. “Pero la rosca que estás comiendo en un supermercado se hizo hace más de un mes, y nosotros, y todas las panaderías locales, hacemos todo a mano y a diario; no utilizamos conservadores, nuestras roscas son totalmente artesanales”.

Mar considera que el proceso para hacer una Rosca de Reyes es delicado, pero que está contenta de que todos los clientes que han pedido una en los últimos años en la panadería la hayan comprado. En su panadería hornean todo el fin de semana, incluidos los turnos de noche.

“El tiempo que lleva hacer una rosca es de aproximadamente cuatro horas. A veces tenemos gente en el Día de Reyes en la noche y quieren una rosca, y si salimos corriendo dicen ‘por favor, hágala ahora, esperaré’ porque piensan que solo tenemos que hornearla, pero no es así”, acotó. “Es un proceso delicado y lleva cuatro horas, por supuesto, nuestros hornos tienen una gran capacidad, por lo que no los hacemos una por una”.

Para Mar es importante continuar la tradición del pan dulce a pesar de que las personas son más cuidadosas con lo que comen. Por lo cual, Mar comenta que la panadería ofrecerá pan de almendras pronto.

“Mi mantra en este momento es ‘salvar nuestra cultura; comer pan dulce’ porque es una de esas tradiciones que se quedan atrás porque las personas se cuidan más hoy en día con la dieta sin gluten y ceto”, dijo. “En todos estos 29 años, hemos tenido experiencias increíbles con respecto al Día de Reyes y lo que hemos notado, y algo que siempre queremos continuar, es que la gente está abrazando la tradición”.

nreyna@brownsvilleherald.com