Periodista africano recibe nueva audiencia

Por Erin Sheridan
Redacción




Esta semana, un periodista de Sierra Leona quien apeló su solicitud de asilo rechazada, recibió esta semana un procedimiento adicional por parte de un tribunal federal de apelaciones

Los jueces de la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Circuito determinaron que tanto los tribunales de inmigración como la Junta de Apelaciones Migratorias (BIA por sus siglas en inglés) no analizaron las afirmaciones hechas por M.J. — es decir, que sería asesinado por activistas a favor de la mutilación genital femenina si regresaba a su tierra en Sierra Leona.

Según el fallo, M.J. huyó de su país de origen después de recibir amenazas de muerte por escribir un artículo periodístico, publicado en diciembre de 2016, que pedía la abolición de la mutilación genital femenina.

Después del debut del artículo en un periódico local, M.J. recibió amenazas de muerte de Bondo, también conocido como Sande, una “poderosa sociedad secreta en Sierra Leona que apoya, perpetúa y a veces impone por la fuerza la mutilación genital femenina”, según el documento.

Tanto un juez de inmigración como la BIA dictaminaron que los reclamos de

M.J. no constituían una “opinión política” como es necesario según la ley de asilo a pesar de la clara evidencia de que el artículo pedía al gobierno que aboliera la práctica y resultara en amenazas directas contra la vida del periodista.

“La gran mayoría de las mujeres en Sierra Leona han sufrido alguna forma de mutilación genital”, especifica el documento.

La decisión del Quinto Circuito resumió el reclamo del periodista. Declaró que en octubre de 2016, la novia de M.J. le dijo que Bondo tenía la intención de mutilarla contra su voluntad, lo que lo llevó a investigar al grupo y escribir un artículo sobre sus hallazgos.

Al mes siguiente, los miembros del grupo se presentaron en la casa de M.J. al anochecer y amenazaron con matarlo si continuaba interfiriendo. El periodista le dijo al grupo que tenía la intención de desenmascararlos, según el tribunal.

Los jueces escribieron que el artículo finalizado, se publicó bajo el título “Abolir la mutilación genital femenina ahora y salvar a nuestras niñas”. El artículo pidió al gobierno que aprobara leyes que abolieran totalmente la práctica en Sierra Leona.

Esto llevó a un grupo de partidarios de Bondo, armados con palos y piedras en mano a aparecer en la casa de M.J., amenazando con quemarla. La cuñada del hombre le advirtió de su llegada y le obligó a huir.

M.J. se presentó en la frontera en Laredo en enero de 2017 y fue colocado en proceso de deportación.

Inicialmente, un juez de inmigración dictaminó que “las amenazas hechas a [M.J.] fueron criminales y no equivalentes a la persecución debido a una creencia política”, lo que provocó la denegación de la solicitud de asilo de M.J. y la retención de expulsión.

La BIA confirmó el fallo del juez, lo que provocó una nueva apelación.

En su opinión, el Quinto Circuito citó un caso en el que se determinó que una opinión política constituye “hacer campaña contra el gobierno, escribir artículos de opinión, instar a los votantes a expulsar a los funcionarios corruptos … o expresar su opinión públicamente en repetidas ocasiones”.

El documento citó testimonios tomados del artículo de M.J. que afirmaba que los políticos en Sierra Leona se habían negado a discutir la práctica por temor a perder votantes.

El artículo también afirmó que aunque el gobierno prohibió formalmente la práctica, no ha tomado medidas contra los perpetradores.

El documento citaba incidentes en los que la banda de los Bondo obligó a cuatro periodistas a marchar por las calles desnudos porque habían denunciado la mutilación genital femenina.

En otro incidente, la policía arrestó a un miembro de Bondo por secuestrar a una mujer y cortarle los genitales. Sin embargo, cientos de Bondo llegaron a la estación de policía y exigieron con éxito la liberación del hombre.

M.J. testificó que un predicador había sido quemado vivo recientemente por oponerse al grupo.

El caso fue remitido a la BIA para procedimientos adicionales.

esheridan@brownsvilleherald.com