Entierros costosos

Por Fernando del Valle
Redacción

Pronto, muchos residentes del área podrían sentirse más presionados para enterrar a sus seres queridos en el cementerio que marca el lugar de descanso del legendario Freddy Fender.

En el Ayuntamiento, los funcionarios aparentemente están considerando aumentar los precios en aproximadamente $ 150 en el Memorial Park a medida que más residentes de fuera de la ciudad continúen comprando lotes en uno de los cementerios de menor costo del área.

Ahora, los comisionados están pidiendo un taller para considerar la fijación de precios para permitir que los residentes de bajos ingresos compren una cantidad cada vez menor de lotes.

“Algunos no están muy contentos”, dijo el comisionado de la ciudad, Rick Guerra, después de hablar con los residentes sobre los aumentos de precios propuestos.

“San Benito tiene precios más bajos que nadie”, dijo. “Entiendo que necesitamos ser un poco competitivos. Otra cosa es que del 35 al 45 por ciento de la población son ancianos, jubilados, quizás de bajos ingresos. Si aumentan los precios de esta manera, es posible que algunos no puedan pagarlo”.

El comisionado Tony Gonzáles dijo que luchará contra el impulso para aumentar los precios que podrían evitar que los residentes pobres entierren a sus seres queridos.

“Estoy en contra”, dijo. “La gente aquí en San Benito tiene ingresos fijos”.

En 2011, la ciudad abrió el Memorial Park, con un monumento que se cernía sobre la tumba de Fender.

Como parte del proyecto, los funcionarios utilizaron $ 250,000 en dinero de desarrollo económico para construir el cementerio, planeando atraer a los turistas a la tumba del cantante ganador del premio Grammy.

En 17 acres, los funcionarios planearon la primera fase de Memorial Park para incluir 750 lotes.

Lotes de bajo precio que se venden rápido

Ahora, los lotes promedio se venden por $ 2,000, mientras que los precios de los cementerios del área rondan en los $ 3,500.

“Empezamos a ver estos precios”, dijo el administrador de la ciudad, Manuel De La Rosa, a los comisionados durante una reunión el 5 de noviembre. “Estamos bajos”.

En el área, los precios de los sepultureros subieron alrededor de $ 100, dijo.

“Ahora tenemos que subsidiar el entierro”, dijo De La Rosa.

Los precios más bajos están llevando a los residentes de fuera de la ciudad a comprar lotes aquí, dijo.

“Estamos viendo más y más entierros que no son de San Benito o de San Benito”, dijo De La Rosa. “Su precio. Estamos vendiendo parcelas y están enterrando personas que no son originarias de San Benito y que no tienen conexiones. Pero debido a que el precio es bueno, vas a revisar nuestras parcelas más rápido”.

Aparentemente, los lotes se han vendido rápido.

“En este momento, estamos atrayendo a nuestras familias a otro lugar porque no hay más conspiración”, dijo Albert Vega, director de la funeraria Thomae-Garza, a los comisionados durante la reunión. “Hemos estado fuera durante los últimos meses. Las familias quieren estar cerca de sus seres queridos”.

Si bien De La Rosa dijo que los lotes siguen disponibles, sus números aparentemente están disminuyendo.

“Los espacios actuales que teníamos se agotaron en el cementerio Memorial Park”, dijo De La Rosa. “No hemos replanteado muchos de los lotes”.

Mientras tanto, los funcionarios no pueden evitar que los residentes de fuera de la ciudad compren las parcelas.

“Tenía una pregunta, bueno, ¿podemos restringirla? No, es un cementerio público”, dijo De La Rosa a los comisionados. “No se puede restringir quién es enterrado. Pero puede intentar ser más competitivo en precios”.

Establecer precios

Ahora, los comisionados están considerando establecer precios para permitir que los residentes de bajos ingresos puedan comprar lotes.

“Odio subir los precios muy altos porque tenemos muchas personas que no tienen dinero para ser enterrados”, dijo el alcalde Ben Gómez. “Es un momento de duelo y cosas y la gente está pasando por un momento difícil. Pero sí necesitamos establecer algunas regulaciones y precios”.

La comisionada Carol Lynn Sánchez pidió al personal que revisara los programas de otras ciudades destinados a ayudar a los residentes pobres a financiar entierros.

“Si eso es algo con lo que podemos ayudarlos, me gustaría”, dijo Sánchez, agregando que la funeraria Thomae-Garza la ayudó a enterrar a su hijo. “Probablemente sea el peor momento de su vida”.

—fdelvalle@valleystar.com