Destaca coro a nivel nacional

POR GARY LONG
Redacción

UPBEAT!, el coro mixto barbershop de López Early College High School, se presentará en la 100a Convención Anual de la Asociación de Educadores de Música de Texas en febrero, presentando un concierto de 25 minutos en el Bridge Hall del Centro de Convenciones Henry B. Gonzales en San Antonio.

El año pasado, el grupo de López se llevó a casa el trofeo del campeonato del nacional de preparatoria de la Barbershop Harmony Society en el Grand Ole Opry en Nashville, Tennessee.

En mayo, el grupo presentó grabaciones para su consideración en la convención TMEA 2020, y en agosto fue aceptado en la categoría de showcase.

Jason Whitney, el director principal del coro en López, dijo que esta será la primera vez que un grupo de barbershop de una escuela preparatoria se presenta en la convención TMEA, aunque un grupo en edad universitaria lo hizo varios años atrás.

El grupo comenzó hace unos tres años cuando algunos miembros del Coro Varsity comenzaron a cantar en un calentamiento A capella antes de la práctica. Poco a poco, el interés por el canto de barbershop creció y el grupo tomó forma. Al principio, Whitney no tenía experiencia en el barbershop, pero investigó el género a medida que surgió el interés y realizó audiciones para formar el grupo.

Dijo que el canto de barbershop se considera generalmente como el “cinturón negro” del canto de A capella, lo que significa sin acompañamiento instrumental. El barbershop está construido alrededor de una voz de melodía principal rodeada de tres voces de armonización: bajo, que establece la base, tenor, que armoniza por encima de la melodía, y barítono, que se completa alrededor de las otras voces y es la parte más difícil.

UPBEAT! tiene ocho miembros masculinos y 10 femeninos, incluida Frida Cantú, que ha estado en la música vocal desde su primer año, fue miembro fundador del grupo de barbershop y canta barítono en muchos arreglos. En Nashville cantó barítono en dos de las tres canciones que interpretó el grupo.

Ella dijo que no sabía qué era el barbershop hasta el segundo año, “y pensé que esto era muy divertido, y me enamoré”.

Cantú planea asistir a la Universidad Estatal de Texas o la Universidad de Texas en Austin y especializarse en teatro. Ha sido aceptada en ambas escuelas y también quiere seguir cantando barbershop. En ese sentido, está ansiosa por audicionar para un grupo de mujeres que canta en el área de Austin-San Marcos.

Ella dijo que lo atractivo del canto de barbershop es poder crear “un sonido mezclado, una voz. Tienes que ser casi una familia”.

Whitney y la directora asistente del coro, Megan Pitcock, expresaron admiración y asombro por la forma en que los miembros del grupo pueden equilibrar las actividades académicas y extracurriculares. Muchos son miembros de otros grupos vocales e instrumentales, incluida la banda de música.

“Trabajan muy duro, son súper dedicados. Muchos de ellos están en la cima de su clase”, dijo Pitcock. Con todas las horas dedicadas a practicar, “priorizan su tiempo. Encuentran formas de hacerlo funcionar. Es por eso que los niños en bellas artes sobresalen”.