Buscan ancestros

Por Nubia Reyna
Redacción

El Centro de Historia Familiar, ubicado en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, invita a la comunidad a ser parte de la búsqueda para encontrar a sus antepasados a través de la página web de 7 a 8:30 p.m. Todos los martes y miércoles.

La búsqueda se realiza en familysearch.org, y hay voluntarios para ayudar a los asistentes en cada paso del proceso en el centro.

Phyllis Clipper, directora del centro, dijo que el proceso es fácil e incluso adictivo porque uno quiere saber más y más sobre su historia familiar.

“Hoy en día, todavía estamos buscando familia, porque nunca dejas de buscar a tu familia, es de nosotros mismos hasta el principio de los tiempos”, recalcó. “Hacemos esto porque queremos que nuestras familias se unan a nosotros y se unan a nosotros para siempre; esa es nuestra creencia".

Clipper ha estado investigando la historia familiar desde los años 90 y dijo que al usar la página web el proceso se ha vuelto mucho más fácil.

Asimismo comentó que al saber quiénes eran sus antepasados, se convirtieron no solo en un nombre sino en alguien real.

El proceso comienza construyendo un árbol genealógico en familysearch.org, explorando la historia familiar de los fans, compartiendo y preservando fotos, cargando historias y trabajando con otros.

“Todos se preguntan quién es su abuela, quién es su abuelo, quién es su bisabuelo y se vuelven reales para usted, no son solo un pedazo de papel o palabras vacías”, remarcó Clipper.

“Continuamos haciendo eso, queremos que nos sellen para que sigamos haciendo el trabajo”.

Family Search utiliza información de Ancestry, Find My Past, My Heritage y Geneanet. El acceso es gratuito y abierto a la comunidad, incluso si no son parte de la iglesia, destacó Clipper.

“Mientras disfrutan de hacer esto, estarán tan conectados con su familia”, sostuvó. “Se volverá real”.

Ida Silguero, consultora del Centro de Historia Familiar de Harlingen, dijo que el proceso trae mucha alegría y es como un rompecabezas porque obtener información les hace querer saber más y más.

“Trae mucha alegría. Sí, has oído hablar de tu abuelo por parte de tu madre, pero en realidad encontraste el registro y verificaste que estaba vivo; es una familia maravillosa sabiendo que la familia está expandida, que no estamos aquí y que hay más personas relacionadas con nosotros allá afuera”, agregó.

Para obtener más información, visite la Iglesia de Jesucristo en 114 E. Price Road.