Agravamiento de cargos por DWI a Michael Vargas

POR FERNANDO DEL VALLE
Redacción

BROWNSVILLE — Un juez ordenó ayer un juicio para el presidente de la junta escolar de San Benito, Michael Vargas, después de que los fiscales actualizarán su acusación por conducir en estado de ebriedad.

En la Corte del Condado de Cameron Núm. 5, el juez interino Leonel Alejandro fijó un juicio con jurado el 6 de febrero; durante una audiencia de comparecencia derivada de la decisión del fiscal de distrito del condado de Cameron, Luis Sáenz, de actualizar el cargo DWI de Vargas de un delito menor de Clase B a Clase A en su nivel de alcohol en sangre al momento de su arresto el 5 de julio. La decisión de Luis Sáenz de elevar el cargo de DWI de Vargas de un delito menor de Clase B a Clase A en función de su nivel de alcohol en sangre al momento de su arresto el 5 de julio.

Si bien el límite legal es de 0.08 por ciento, las pruebas muestran que el nivel de alcohol en sangre de Vargas alcanzó el 0.15 por ciento.

Como resultado, los fiscales están contando registros que muestran el primer cargo al manejar por intoxicación de Vargas como su segundo cargo de DWI, dijo Sáenz durante una entrevista a principios de este mes.

El cargo actualizado aumenta la pena potencial del delito de seis meses en la cárcel y una multa de $ 2,000 a un año en la cárcel y una multa de $ 4,000.

“ Estamos agradecidos por el sistema legal y nos alegra (que el caso) está procediendo ", dijo después de la audiencia Janie López, ex coordinadora de orientación y asesoramiento del distrito escolar que lanzó una campaña para eliminar a Vargas de la junta escolar.

Vargas es un funcionario electo y debe ser tratado como cualquier otra persona que trabaje para el distrito escolar — pasan por el proceso y son juzgados”, dijo López. "Es importante para nosotros que los funcionarios electos también rindan cuentas".

Durante la audiencia, Alejandro accedió a la petición de la exención de la comparecencia de Vargas.

Mientras tanto, Alejandro confirmó una orden judicial prevista para que Vargas equipara su vehículo con un dispositivo de bloqueo de encendido de alcohol con una cámara.

Durante una audiencia del 1 de octubre, la jueza Estella Chávez Vázquez, ordenó a Vargas que instalara el dispositivo, lo cual, no permite que el motor del vehículo arranque si la respiración del conductor contiene un nivel de alcohol en la sangre mayor que el límite legal del 0.08 por ciento.

Según un documento de la corte, Chávez Vásquez también prohibió a Vargas beber alcohol o drogas antes de manejar.

 

Llamada para ser apartado de la oficina

 La fecha del juicio marca el segundo para Vargas.

A principios de este mes en el 107 ° Tribunal de Distrito del estado, el juez interino Manuel Bañales, fijó un juicio el 13 de abril para determinar si Vargas debería ser retirado de la junta escolar por intoxicación.

Mientras tanto, Bañales fijó una audiencia el 25 de noviembre, para decidir si Vargas debería ser suspendido temporalmente de la junta, en espera de su juicio en abril.

Si Vargas es temporalmente suspendido, la corte considerará el nombramiento de una sustitución temporal.

El caso se deriva de la petición de los residentes que solicita la expulsión de Vargas como resultado de su arresto por DWI.

Según el Código 87.015 del Gobierno de Texas, la ley raramente aplicada permite a los residentes solicitar al tribunal que destituya a los funcionarios electos del cargo por motivos de intoxicación.

A principios de este mes, Sáenz, quien ocupó el cargo desde 2013, después de servir como fiscal de distrito en la década de 1990, calificó los casos derivados de las peticiones de los residentes como excepcionalmente raros.

El 2 de octubre, López y los residentes Rosalinda García, Ramón Santos y Óscar Medrano, un ex miembro de la junta escolar, presentaron la petición.

López dijo que el arresto de Vargas envía un mensaje equivocado a los estudiantes que consideran al presidente de la junta escolar como un modelo a seguir.

Como presidente de la junta, Vargas ejerce como líder de la junta y portavoz del distrito.

 

El arresto

En su petición, los residentes citan el arresto de Vargas el 5 de julio en Harlingen, por manejar en estado de ebriedad.

La evidencia de los solicitantes, incluye el video de su arresto de la cámara del tablero de la policía.

El 5 de julio, un oficial de policía de Harlingen arrestó a Vargas, de 32 años, después de encontrarlo durmiendo al volante de su automóvil frente a un restaurante de comida rápida en 1518 N. Ed Carey Drive alrededor de las 2 a.m., según un informe policial.

Según el informe, Vargas "exhibía ojos rojos inyectados en sangre y habla distorsionada".

Vargas rechazó la solicitud de un oficial para realizar una prueba de sobriedad de campo, según el informe.

Más tarde, de ese día, Vargas, quien fue procesado ante el juez de la Corte Municipal Arturo Sáenz, fue liberado de la cárcel de la ciudad después de pagar una fianza de $ 2,000.

 

Informe policial de San Antonio

La petición también cita un informe policial de San Antonio, en el cual, Vargas fue acusado de estar intoxicado mientras presuntamente acosaba al ex representante del estado de Arizona, Lydia Hernández, en una conferencia de Miembros de América de la Junta Escolar Mexicana Americana de 2018.

Vargas ha desestimado las acusaciones como "mentiras políticamente motivadas".

 

El mandato de Vargas

Vargas, quien fue elegido para el puesto 1 de la junta escolar en mayo de 2015, se ha desempeñado como presidente de la junta desde mayo de 2017.

El año pasado, ganó la reelección al mandato que expira en 2021.