TRADICIÓN VIVA

Por Nubia Reyna
Redacción

Para celebrar el Día de los Muertos, la Asociación Histórica de Brownsville en asociación con El Consulado de México organizó la inauguración de la exhibición de una ofrenda, en honor de José Guadalupe Posada, un ilustrador mexicano.

Posada, que vivió entre 1852 y 1913, fue un pintor y dibujante mexicano, famoso por sus litografías de escenas de muerte, grabados populares y compromiso social inspirados en el folklore. Su producción gráfica es extensa y se estima en más de 20,000 grabados.

La habitación olía a incienso y estaba decorada con un altar de muertos en honor a Posada. Flores de cempasúchil, calaveritas, velas y comida formaban parte del altar.

Según la exhibición en el museo, el incienso es una fragancia especial de resina de origen antiguo, de un árbol del mismo nombre y tiene dos significados: Uno es purificar el lugar de los espíritus malignos donde se encuentra el altar y la segunda es una conexión con el cielo. Se cree que a medida el humo aromático del copal se eleva, se conecta con los muertos.

“El día de los muertos, que se celebra el 1 y 2 de noviembre, es una celebración para honrar a los muertos y se remonta a la era prehispánica y después de la llegada de los españoles se mezcló con las fiestas católicas del ‘ fieles difuntos’ “. Marco Martínez, muralista y artista de Matamoros, explicó en español a la audiencia en una conferencia, “La muerte era algo importante en las culturas mesoamericanas.

El inframundo se llamaba “Mictlán” y Mictlantecuhtli era el señor de la muerte … Los mexicanos tenemos miedo de la muerte, la respetamos pero nos acercamos a ella. Nos reímos para ocultar nuestro miedo”.

En una entrevista con El Heraldo, Martínez comentó que es importante para los latinos preservar esta festividad donde sea que estemos para que las futuras generaciones continúen disfrutando.

“Es importante preservar toda la cultura que tenemos como latinos, no solo el Día de los Muertos porque en este momento estamos en un momento muy importante, tenemos que cuidar lo que nuestros antepasados crearon y lo que nos han heredado para que las futuras generaciones también puedan disfrutarlo”, remarcó Martínez. “Si no los cuidamos y no les damos el valor que se merecen, perderemos todas estas tradiciones, todo este folklore y cultura que tenemos”.

Después de la conferencia, los asistentes disfrutaron de pan de muerto y café o moka tradicional mexicana. Las festividades continuaron con ellos pintando calaveritas y haciendo flores.

Brownsville Melody Maids también estuvieron presentes en el evento vestidas de catrinas.

“Es muy importante mirar el aspecto histórico del Día de Muertos y ver por qué lo hacemos”, dijo Aubrey Nielsen, gerente de colecciones del Museo Histórico.

La exhibición que presenta el significado de cada parte del altar se extenderá hasta el 30 de noviembre en la Asociación Histórica de Brownsville.

Para obtener más información, visite “Brownsville Historical Association” en Facebook