Nuevas exenciones a barreras fronterizas

POR LORENZO ZAZUETA CASTRO
Redacción

El Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, emitió las exenciones que entraban en vigor el jueves para las barreras a través de la tierra que se extienden desde el Condado de Starr hasta el Condado de Cameron.

“…El Secretario interino de Seguridad Nacional ha determinado, de conformidad con la ley, que es necesario renunciar a ciertas leyes, reglamentos y otros requisitos legales con el fin de garantizar la construcción rápida de barreras y carreteras en las proximidades de la frontera internacional terrestre en el Condado de Cameron, Texas, el Condado de Starr, Texas, y el Condado de Hidalgo, Texas “, decía el informe, que se publicó el jueves.

Las exenciones se producen en conjunto a las fases iniciales de la construcción del muro y otros pasos preliminares continúan en todo el Valle, con la reciente limpieza de carreteras cerca de Donna, donde los equipos de construcción están limpiando terrenos para patrullar las carreteras.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EEUU (CBP, por sus siglas en inglés) los contratos para esta construcción se adjudicaron a fines de septiembre y la construcción comenzará para estas exenciones “a principios de 2020 a la espera de la disponibilidad de bienes inmuebles”.

Los funcionarios de CBP señalaron que la construcción evitaría áreas ambientalmente sensibles en el Valle del Río Grande.

“La construcción del muro fronterizo no se llevará a cabo dentro del Refugio Nacional de Vida Silvestre de Santa Ana, el Parque Histórico La Lomita, el Parque Estatal Bentsen-Río Grande Valley, dentro o al este del tramo Rancho Vista del Mar del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Valle del Bajo Río Grande, o el Centro Nacional de Mariposas “, según el sitio web de la agencia.

Los opositores al muro, incluidos los propietarios privados locales y los grupos de conservación, han ridiculizado los esfuerzos del presidente para construir muros aquí localmente como “sin sentido, odiosos” e “inmorales”, entre otras críticas.

Laiken Jordahl, un activista fronterizo con el Centro para la Diversidad Biológica, dijo que las exenciones suspenderían docenas de leyes para acelerar la construcción de las nuevas barreras en el Valle.

Jordahl y los organizadores del centro, un grupo de conservación con sede en Tucson, Arizona, han realizado varios viajes en los últimos años al Valle en sus esfuerzos por sensibilizar a la vida silvestre que se cree amenazada por la construcción de muros.

Además, Jordahl formó parte de la protesta contra la construcción de muros en el Refugio Nacional de Vida Silvestre de Santa Ana a principios de 2018, que se salvó, por ahora, de la construcción en el último acuerdo del muro fronterizo.

“Trump está descartando imprudentemente las leyes más críticas para apresurar la construcción de su odioso muro”, recalcó Jordahl. “Si se construyen estos muros, la vida silvestre morirá, las familias perderán sus hogares y el público quedará tapiado para siempre de su hermoso Río Grande. No dejaremos que esto suceda sin luchar.”

El centro demandó a la administración Trump en 2018 para desafiar la construcción del muro fronterizo en los condados de Hidalgo y Cameron, y cerca del puerto de entrada de Santa Teresa en Nuevo México, así como por la declaración de emergencia.

La demanda, que se interpuso el 22 de marzo de 2018, desafió las exenciones del muro de la administración, que según ellos fueron otorgadas en 2006, pero ya no se aplicaron porque solo se asignaron a la construcción del muro fronterizo en virtud de la Ley de vallas seguras de 2006. Esto puso en marcha la construcción de 700 millas de barreras fronterizas durante ese tiempo.

La demanda desafió específicamente la exención de DHS de 25 leyes para acelerar la construcción de 20 millas de muro fronterizo en el este de Nuevo México, donde el DHS quería convertir las barreras de vehículos en muros de bolardos a lo largo de la frontera al oeste de El Paso en el Puerto de Entrada Terrestre de Santa Teresa.

Pero a principios de septiembre, el juez de distrito de EEUU. Ketanji Brown Jackson desestimó la demanda presentada por el centro, el Southwest Environmental Center, Defenders of Wildlife y el Animal Legal Defense Fund.

A pesar de ese fallo, los funcionarios del centro aún estudiaban sus opciones con respecto a una apelación.

El jueves, el representante estadounidense Vicente González, demócrata de McAllen, en referencia a las noticias de las nuevas exenciones, emitió una declaración que caracteriza el muro propuesto por Trump como “ineficaz” y su uso de fondos federales para ese fin, como “una apropiación indebida”.

“El presidente Trump continúa apropiando indebidamente los fondos del gobierno, ignorando las súplicas de los terratenientes de Texas y confiscando tierras como un señor feudal medieval”, dijo González. “Necesitamos asegurar nuestra frontera y tomar medidas enérgicas contra las actividades criminales.

Pero eso se hace mejor al comprometernos con nuestros vecinos mexicanos y centroamericanos para abordar la violencia y la oportunidad económica en sus países e invertir en tecnología y capital humano, no en construir un muro fronterizo frívolo”.