Trío se declara inocente de asesinato

Por Mark Reagan
Redacción

EDINBURG — Dos residentes de Mission y un hombre de Peñitas se declararon inocentes de cargos de asesinato capital el lunes por las acusaciones de secuestrar y matar a un hombre en el mes de julio.

El residente de Peñitas, Julio César Deleón, de 25 años, Edna Rivera, de 28 años, y Alfredo Huerta, de 20 años, ambos de Mission, están acusados de asesinar a Fernando Garza Jr., de 23 años, el 24 de julio.

La Oficina del Sheriff del Condado de Hidalgo arrestó al trío a fines de julio y los acusó de atar las manos a Fernando Garza Jr. y a un hombre que Rivera solo conocía como “Gordo” dentro de la residencia de Rivera y llevar a ambos a un huerto donde Deleón le disparó a Fernando Garza. Jr. en la cara, dejándolo muerto, según declaraciones de causa probable en el arresto.

Rivera dijo a los investigadores que no fue con Deleón y Huerta al huerto y no está claro por qué decidieron no dispararle al hombre que Rivera conocía como “Gordo”.

Las declaraciones de causa probable no dejan en claro si un hombre llamado Luis Domingo Domínguez es “Gordo”, pero cuando Fernando Garza Sr., el padre de la víctima, estaba buscando a su hijo desaparecido, se encontró con Huerta y Domínguez.

Huerta le dijo a Fernando Garza Sr. que él y Domínguez habían sido secuestrados.

“(Huerta) afirma que (Deleón) había disparado y asesinado a Fernando en un huerto y que él y (Domínguez) lograron escapar”, según el documento de la acusación.

Esa declaración está en conflicto con lo que Rivera les dijo a los investigadores, diciendo que ayudó a Deleón y Huerta a atar las manos de Fernando Garza Jr. y del hombre que conocía como “Gordo”.

La Oficina del Sheriff del Condado de Hidalgo arrestó a Deleón y Rivera el mismo día que los investigadores descubrieron el cuerpo de Fernando Garza Jr., mientras que Huerta fue arrestado casi una semana después del asesinato.

Domínguez no ha sido acusado en el caso.