Letras sobre la frontera

POR NUBIA REYNA
Redacción

Durante casi dos años, los residentes de Brownsville se han reunido en la 7th y Park durante algunos fines de semana para discutir sobre sus libros como parte del club de lectura “Bookworm” que formaron para hablar sobre temas fronterizos.

De diferentes carreras, los “bookworms” han leído más de 17 libros que tratan temas de inmigración, pobreza, biculturalismo, lucha y resiliencia. Se reúnen al menos una vez al mes y discuten el libro a fondo con reuniones que pueden durar hasta tres horas.

“La idea era enfocarnos en libros sobre la frontera, por lo tanto, en esos libros encontramos temas que tratan sobre inmigración, pobreza, biculturalismo y en estos libros encontramos personajes e historias sobre lucha y perseverancia, resiliencia y estas grandes historias sobre inmigrantes”, dijo Edgar Gaucín, cofundador del club.

La idea del club de lectura comenzó cuando Gaucín conoció a una periodista de El Paso, Debbie Nathan, y ambos comenzaron a platicar y se dieron cuenta de que leían libros parecidos.

“Comenzamos a hablar sobre libros y la frontera y nos dimos cuenta de que habíamos leído muchos libros sobre temas similares, por lo que dijimos que deberíamos comenzar un club de lectura y publicamos el anuncio en Facebook y la gente comenzó a aparecer”, dijo.

Nelly Rincones dijo que le encanta el club de lectura porque, como maestra, se dio cuenta de que el plan de estudios de sus clases no incluye muchos libros con los que los estudiantes que son inmigrantes puedan identificarse.

“Es importante aquí en nuestra comunidad abogar por la alfabetización, especialmente la alfabetización sobre nosotros, enseño en la escuela preparatoria, inglés como segundo idioma, y descubrí que gran parte de nuestro plan de estudios no reflejaba a las personas de la frontera y esa fue una de las razones por las que me siento tan atraída por este club de lectura en particular”, dijo. “Hay tantos libros geniales, y no todos tratan sobre la frontera, hemos leído ‘El Buen Inmigrante’, que eran pequeñas piezas de inmigrantes de todo el mundo”.

Aida Montanaro dijo que estuvo buscando unirse a un club de lectura en Brownsville durante mucho tiempo, pero nunca encontró uno, hasta que escuchó sobre “Brownsville Bookworms”.

“Estaba tan emocionada cuando descubrí el club de lectura porque estuve buscando formar parte de uno por mucho tiempo”, dijo. “Siempre terminamos haciendo las conexiones de los libros con lo que realmente significa ser un inmigrante, todos somos seres humanos y todos tenemos las mismas necesidades”.

Dolores Pérez dijo que la única regla que tiene el club de lectura es que tienen que leer todo el libro para la reunión, pero los nuevos miembros pueden asistir sin leer el libro. Ella dijo que le encanta leer y recuerda que sus padres siempre tenían libros y periódicos en su casa mientras crecía.

“Realmente disfrutamos las conversaciones, y tengo que decir que Edgar realmente nos mantiene encaminados y enganchados, viene preparado con temas y preguntas para abordar”, dijo. “La discusión realmente puede durar horas. Todos están invitados”.

La próxima reunión está programada a las 2 p.m. el 26 de octubre. Para obtener más información, visite “Brownsville Bookworms” en Facebook.