Hombre que huyó después de un accidente fatal es procesado

POR MARK REAGAN
Redacción

Un hombre de 22 años acusado de golpear y matar a un estudiante universitario que trabajaba en su automóvil al costado de la carretera presentó una declaración de inocencia el jueves por un accidente que involucró muerte.

Mauro Esparza hizo su primera aparición desde su acusación el 5 de septiembre en la Corte Auxiliar, confirmaron las autoridades.

La policía de Mission dice que Mauro golpeó fatalmente a Jesús Eduardo Zamudio, de 22 años de edad, en la cuadra 900 de West Interstate 2 el 27 de julio después de una noche de beber en el centro de McAllen con su prima, Ruby Esparza, quien también está acusada en el caso.

Ruby está acusada de no informar un delito grave que causó la muerte, un delito menor de clase A, según indican los registros judiciales. Está programada para ser procesada el 1 de noviembre en la Corte del Condado en la Ley Núm. 8.

La pareja inicialmente huyó a México, pero se entregó a las autoridades casi dos días después del accidente.

Después de su arresto, Mauro dijo a los investigadores que él y Ruby, que dijeron que estaba dormida en el momento del accidente, viajaban hacia el oeste cuando golpeó un KIA Sportage, según una declaración jurada de causa probable.

“(Mauro Esparza) declaró que sabía que golpeó un automóvil, pero no sabía que golpeó a un peatón”, dijo la denuncia.

Los investigadores recuperaron sangre, mechones de cabello y otros tejidos humanos del Mustang, de acuerdo a la policía Mauro condujo esa noche, según el documento de la acusación.

Ruby le dijo a la policía que el accidente la despertó y cuando le preguntó a su primo qué sucedió, Mauro le dijo que había golpeado un vehículo, según la denuncia.

Mauro actualmente está libre con una fianza de $ 75,000 mientras que Ruby está fuera con una fianza de $ 5,000.

Según los comentarios sobre el obituario de Zamudio en el sitio Web de Legacy Funeral Home, era un estudiante de ingeniería en el Valle del Río Grande de la Universidad de Texas.

Ala Qubbaj, decano de Ingeniería en UTRGV, escribió que Zamudio era un gran estudiante.

“Jesús fue amado por sus profesores y colegas. Nuestras oraciones y pensamientos están con su familia durante este momento difícil”, escribió Qubbaj. “Esta es también una gran pérdida para todos nosotros en la facultad de ingeniería, donde consideramos a Jesús como uno de nuestros propios hijos y esperamos su graduación el próximo mes de mayo”.