CUESTA MÁS

Agencia Reforma

REYNOSA, Tamaulipas — Para intentar cruzar por la frontera tamaulipeca a Estados Unidos, centroamericanos han pagado a coyotes hasta 12 mil dólares, según narraron migrantes consultados.

La suma es, por lo menos, el doble de lo que cobraban antes del endurecimiento de la política migratoria del Gobierno mexicano.

En visitas a albergues de Reynosa, Nuevo Laredo y Matamoros, centroamericanos contaron que, tras hacer su pago, reciben una clave que deben dar si alguien se las pide. Es la garantía para no ser secuestrados.

“Lo que han logrado los dos gobiernos es ayudar a las organizaciones que trafican con personas a aumentar sus ingresos”, lamentó el Padre Julio López, director de la Casa del Migrante Nazareth, en Nuevo Laredo.

Luis Eduardo Villarreal, fundador de Casanicolás, señaló que, antes, los migrantes reportaban pagos en promedio de 3 mil 500 dólares.

Ahora, un nicaragüense como Melvin, de 23 años, quien está albergado en Matamoros, reportó haber pagado 8 mil 500 dólares.

Los migrantes entrevistados fueron detenidos por oficiales estadounidenses y devueltos para esperar en México su fecha de audiencia de solicitud de asilo. Ellos pagan menos dinero que quienes aspiran a librar a los agentes migratorios.

“Hay dos tipos. Está el ‘de entrega’, que es cuando te vas a entregar con las autoridades de Estados Unidos, y ‘el de salto’, en el que no tienes que entregarte a Migración, y por ese cobran aproximadamente unos 12 mil dólares porque supuestamente te dejan adentro de Estados Unidos”, relató Delmya, una salvadoreña.

En Reynosa, en la Casa del Migrante Nuestra Señora de Guadalupe, Bryan y Ulises, ambos mexicanos de 21 años, pagaron cada uno mil 500 dólares para que los cruzaran de Reynosa a Estados Unidos, pero fueron descubiertos.