Arman campamento junto a ‘Puente Nuevo’

POR IMELDA ROBLES
Agencia Reforma

MATAMOROS, Tamaulipas — Pasadas las 19:00 horas del miércoles llegan unos hombres con unas bocinas frente a tiendas de campaña y más de 100 personas corren emocionados a formarse.

En el lado mexicano del Puente Internacional Brownsville-Matamoros hay un campamento con decenas de casas de campaña en las que desde hace meses viven migrantes en espera de un turno para solicitar asilo en Estados Unidos.

Tienen dos baños portátiles. Hay bebés, niños, familias completas.

El grupo que llegó es de la Iglesia Comunidad Esencia Urbana que cada miércoles les da alimentos y canta canciones. Como ellos, ciudadanos mexicanos y estadounidenses acuden a llevarles comida, artículos de higiene y juguetes para los pequeños.

Daniel Canales, de 24 años, es de San Pedro Sula, Honduras, vive aquí en una tienda de campaña desde hace dos meses. Señaló que mataron a su hermano y que en el velorio a él también lo quisieron asesinar.

“Son muchas personas, y en el proceso (EU) ha ido pidiendo sólo dos por día o tres”, explicó Daniel, en agosto cuando Grupo REFORMA visitó el lugar.

Otro fenómeno está a unos metros, en la la sede de repatriación humana del Instituto Nacional de Migración (INM), donde casi a diario llegan los migrantes que ya solicitaron asilo y fueron devueltos de Estados Unidos para esperar en México su fecha de audiencia.

Ninguno sabe a dónde ir.