Siempre acompañado

POR JOHN HOANG
Redacción

Los oficiales de policía de Mission, McAllen y Edinburg formaron un pasillo para Joaquín Espericueta, quien sonrió al ver caras familiares, aplaudiéndole mientras caminaba hacia la entrada de la Escuela Intermedia Cathey en su primer día de clase a inicios de esta semana.

Alrededor de 50 policías se alinearon frente al campus para animar y levantar el ánimo del alumno de séptimo grado, que es uno de los más de 22,000 estudiantes de McAllen regre Para Joaquín, comenzó su año escolar el lunes solo unos meses después de que su padre, el agente de del departamento de policía de Mission José Luis “Speedy” Espericueta, muriera en cumplimiento del deber en junio.

Policías, funcionarios públicos y su familia asistieron a procesiones y honores anteriores al oficial caído, a quien además de Joaquín, le sobreviven su esposa e hijas, Roberta “Bobbie” Espericueta y Brianna.

El homenaje de lunes es una continuación de esos gestos, uno que también provocó el apoyo de los miembros del Departamento de Seguridad Pública de Texas y el Sheriff del Condado de Hidalgo Eddie Guerra.

El director de Escuela Intermedia Cathey, Melvin Benford, abrazó a Joaquín, quien planea jugar fútbol este año, mientras se acercaba a la entrada.

“El nivel de apoyo que estamos viendo de la comunidad es muy sincero. Joaquín es un gran estudiante y McAllen ISD es un marco no solo de apoyo académico sino también social y emocional (apoyo)”, destacó Benford mientras él y los agentes de policía esperaban a la llegada del estudiante.

Benford explicó que se reunió con la madre de Joaquín durante la inscripción para la escuela, y agregó que los consejeros están disponibles para él si es necesario. La escuela brindará apoyo dentro y fuera del aula, enfatizó.

El director señaló que “estaban en paz en lo que respecta a la conversación conmigo, pero sé que el dolor está ahí, así que cada vez que necesiten algo, saben que pueden comunicarse con nosotros”.

Cuando salió el sol, los agentes de policía adquirieron sus posiciones fuera de Cathey mientras otros estudiantes de la intermedia ingresaban al edificio, mirando a los hombres y mujeres uniformados que estaban parados frente a su campus.

El jefe de la policía de Mission, Robert Domínguez, también ofreció su agradecimiento por el apoyo de la comunidad y por otras agencias del cumplimiento de la ley, por continuar mostrando su apoyo a la familia Espericueta.

“Es un día importante para este joven cuando comienza su primer día de secundaria, y nuevamente fue importante para nosotros estar aquí para (él)”, explicó Domínguez durante una improvisada conferencia de prensa.

La policía de Mission continuará apoyando a Joaquín asistiendo a sus próximos eventos, agregó el jefe. Pasar tiempo con él en su cumpleaños y reconocerle en su primer partido de fútbol en casa en septiembre se encuentra entre esas ocasiones especiales.

“Creo que es importante para nosotros como organización, obviamente, estar al lado de la familia… continuaremos mientras avanzamos, ha sido un momento difícil para todos nosotros”, confesó Domínguez.

El superintendente del Distrito Escolar Independiente de McAllen (ISD), José González, manifestó que la muestra de apoyo a Joaquín muestra el “corazón del valle”.

“En el Valle del Río Grande, vamos a unirnos

para hacer que la vida de este joven sea lo más pacífica posible en estos tiempos difíciles, y hay muchas personas que se unen para mostrarle amor, y continuará,” concluyó González.