Líder hispana

POR NUBIA REYNA
Redacción

La directora interina del Museo de Bellas Artes de Brownsville, Deyanira Ramírez, recuerda cómo comenzó a trabajar en el museo hace casi 13 años como contadora. Ahora, como directora interina, espera inspirar a muchas más latinas a lograr sus objetivos y convertirse en líderes de la comunidad.

Originaria de Matamoros, Ramírez estudió contabilidad en su ciudad natal sin imaginar que algún día sería directora del museo.

“Hubo una oportunidad para mí en el museo como contadora. Entonces, solicité y obtuve una entrevista de los miembros de la junta y el director del museo y recibí la buena noticia de que obtuve el trabajo”, dijo. “Comencé a ayudar con la contabilidad y cualquier otra área en la que pudiera ayudar, en febrero de 2007. Estuve subiendo la escalera, aprendí mucho sobre arte y ahora pienso en el arte como una forma de vida”.

Ramírez dijo que se siente muy bendecida de poder ver cuánto ha crecido Brownsville en los últimos años. Ella dijo que sabe que la ciudad continuará creciendo y brindará muchas oportunidades para las latinas y los artistas locales.

“Esta es una comunidad agradable que te respeta, que quiere conocerte y, aunque no soy una persona muy conocida en la ciudad, se me han abierto muchas puertas y he llamado a muchos otros para que me ayudar al museo”, dijo. “Me considero una persona humilde y quiero abrirle la puerta a muchas personas igual que la puerta se abrió para mí hace años. Me siento muy satisfecha tanto personal como profesionalmente porque el museo ha sido una plataforma importante para mí y para muchos otros”.

Una encuesta reciente realizada por la Asociación de Directores de Museos de Arte afirma que solo el tres por ciento del personal del museo en los Estados Unidos son latinos. La misma encuesta informa que, si bien las mujeres constituían una parte importante del personal del museo de arte, hay una mayor proporción de hombres curadores y líderes de museos.

Ramírez dijo que ser mujer no es una limitación porque hay mucho apoyo para mujeres artistas en Brownsville. Ella dijo que las mujeres han trabajado muy duro para alcanzar posiciones de liderazgo y que todas deberían apoyarse mutuamente.

“Ser mujer no es un límite, es una bendición y es una oportunidad para demostrarnos a nosotros mismos que podemos hacer las cosas y que tenemos las capacidades necesarias y que también merecemos una posición de liderazgo”, dijo. “Es importante apoyar a las mujeres artistas por lo mismo, porque han aprendido, han trabajado duro para lograrlo, y la prueba es que los seis instructores de arte que tenemos aquí en el museo son mujeres”.