Dan hogar a mascotas

POR DANIEL A. FLORES
Redacción

Las jaulas con alrededor de 40 perros, gatos y conejos estaban esparcidas por el gimnasio del Boys & Girls Club el sábado.

Yaqui Animal Rescue, una organización sin fines de lucro de Sullivan City, tiene cerca de 300 animales bajo su cuidado: perros, gatos, caballos, vacas, gallinas, cerdos y conejos. El grupo se acercó a los centros del Valle del Río Grande para participar en la campaña nacional Clear the Shelters que involucra a más de mil 200 instalaciones en los Estados Unidos.

“Si ayuda a sacar a los animales, es muy importante”, dijo la fundadora del refugio Sonia Venecia, “pero aún seguimos nuestro procedimiento regular de adopción”, que incluye una visita al hogar.

Su tarifa normal de adopción de 120 dólares fue bajada a solo 20 dólares el sábado, lo que ahuyenta a algunas personas, dijo. Y otros se desinteresan cuando se enteran de que los animales son esterilizados o castrados.

“Hemos tenido gente que quería criarlos con su perro”, dijo. “Necesitamos ser cautelosos.

“No queremos aumentar la población callejera”.

El sábado se adoptaron trece animales de Yaqui, y ese número podría aumentar a 18 con visitas domiciliarias pendientes, dijo Venecia.

El año pasado, Mike Bricker, director ejecutivo de Palm Valley Animal Center, estaba preocupado cuando la gente no se presentaba temprano.

“En mi refugio anterior, llegué a las 7 a.m. y había una fila”, dijo. “Llegué aquí a las 7 a.m. y no había nadie aquí, así que estábamos en pánico”.

La gente llegó tarde y entró, dijo. Para el mediodía, Bricker dijo que se sentía bien por la participación.

En el Centro Laurie P. Andrews PAWS en Edinburg, los posibles adoptantes caminaron a través de hileras de perreras, observaron perros y hojearon sus documentos. En otra parte de la instalación, las personas inspeccionaron tarjetas de información con fotos adheridas al exterior del recinto transparente para gatos.

Las personas que buscan animales ya han presentado sus documentos de adopción debido al alto tráfico de este evento.

Entre PAWS y PVAC, 305 animales fueron adoptados el sábado, uno de ellos es un pitbull gris llamado Bruce.

Jovanna Lazo, de Edinburg, fue primero a PAWS, no vio ningún cachorro que le gustara, y entonces vino a PVAC.

“Vi a Bruce y me enamoré de él”, dijo.

El perro de 2 años y medio de edad fue originalmente programado para afuera de la ciudad, y un empleado de PVAC se acercó para acogerlo durante dos semanas. Eso se convirtió en tres meses porque el rescate fracasó.

“Los primeros días, estaba lleno de ansiedad”, dijo Valerie Balli, el miembro del personal de PVAC que cuidaba a Bruce. “No le gustaban los otros perros.

“Realmente quería que lo dejaran solo”.

Balli dijo que caía al suelo con ruidos fuertes, que orinó aparentemente sin control, que era destructivo y que se retorcía alrededor de sus otros animales. Pero esos problemas de comportamiento desaparecieron en aproximadamente una semana.

“Él cambió por completo”, dijo. “Comenzó a mover la cola con todos y estaba emocionado con mis perros en casa”.

Balli estaba allí para despedirse, para darle a su nueva familia sus juguetes y correa. Ella dijo que era “desgarrador”, pero agridulce.

“Fue muy difícil dejarlo ir, pero fue muy emocionante para él porque … le encanta hacer nuevos amigos”, dijo Balli. “Para él tener nuevas experiencias, nuevos amigos y posiblemente amigos de pieles en casa, eso es muy emocionante”.

Venecia tuvo una actitud aleccionadora considerando las realidades de la sobrepoblación de animales a nivel local.

“No importa si adoptamos o transferimos 30 perros al mes, siempre los reemplazamos”, dijo.

El evento Clear the Shelter continuó el domingo en PAWS y PVAC.