Agente de DPS acusado de agredir sexualmente a menores; hay otra acusada

Por LORENZO ZAZUETA-CASTRO/The Monitor

EDINBURG — Un agente del Departamento de Seguridad Pública de Texas fue arrestado y acusado de agresión sexual contra un niño, como parte de una investigación de más de un año en la que podrían arrestar a más sospechosos, informó el jueves el fiscal de Distrito del Condado de Hidalgo, Ricardo Rodríguez.

El miércoles por la tarde, autoridades de la Comisión de Bebidas Alcohólicas de Texas y los Rangers de Texas que trabajan junto con varias agencias, arrestaron a Juan Angel Barrientos en relación con un caso de agresión sexual contra menores.

Barrientos, de 48 años de edad, de Edinburg, fue acusado, procesado y liberado el miércoles con una fianza de 60 mil dólares, por tres cargos de asalto sexual contra un niño relacionado con la investigación de los Rangers de Texas.

El agente de DPS está acusado de agresión sexual contra un niño en varias ocasiones en 2001, y dos veces en 2002, según la acusación sin sellar de dos páginas en su contra.

The Monitor no identifica a las víctimas de abuso sexual, y la acusación utiliza un seudónimo para los tres nombrados en la acusación.

“(Barrientos), el primer día de diciembre de 2001, causó la penetración intencional y consciente del órgano sexual de Kenia García, un seudónimo, una niña entonces y allí menor de 17 años”, señalan los archivos.

Se le acusa de agredir sexualmente a Kenia García en dos ocasiones posteriores, el 1 de enero y el 1 de febrero de 2002.

El jueves, Rodríguez permaneció con la boca cerrada sobre la investigación, declarando que no podía hacer comentarios más allá de los cargos contra Barrientos, y solo diría que la investigación está en curso y se espera que arroje más sospechosos.

Un portavoz de TABC declinó hacer comentarios sobre el arresto, citando una investigación en curso, y refirió a The Monitor a los Rangers de Texas.

Otra sospechosa, Rita Martínez Moreno, de 61 años de edad, de Mission, también fue acusada el miércoles en relación con el caso y permanece bajo custodia por una acusación penal de 31 cargos.

Martínez enfrenta un total de 31 cargos en su contra, incluido un cargo de tráfico de personas que se beneficia de trabajos forzados, 15 cargos de agresión sexual agravada, 14 cargos de agresión sexual contra un niño y un cargo de entrega de una sustancia controlada, más de 1 gramo pero menos de 4 gramos de cocaína, decía la acusación.

Los cargos contra ella se remontan a noviembre de 2000 hasta marzo de 2018, señala la acusación presentada el 25 de julio.

La acusación también alega que Barrientos presuntamente agredió a la víctima nueve veces diferentes a partir de noviembre de 2000.

Martínez está acusada de agresión sexual contra un menor y agresión sexual agravada contra Kenia García en las siguientes ocasiones: diciembre de 2000, enero de 2001, junio de 2001, diciembre de 2001, enero de 2002, junio de 2002, diciembre de 2002 y junio de 2003.

Martínez en las fechas arriba mencionadas, “intencionalmente y con conocimiento causó la penetración del órgano sexual de Kenia García, un seudónimo, una niña entonces y allí menor de 17 años de edad”, e “intencional y conscientemente causa la penetración del órgano sexual de Kenia García, un seudónimo, sin el consentimiento de Kenia García, y (Martínez) en ese momento y por actos o palabras, amenaza con causar o poner a Kenia García con miedo a que fuera lastimada seriamente el cuerpo de Kenia García”.

Además de Kenia García, Martínez está acusada de agredir sexualmente al menos a dos víctimas más, identificadas bajo seudónimos, una de las cuales también era menor de edad.

La acusación formal acusa que entre agosto de 2005 y mayo de 2006, Martínez presuntamente agredió sexualmente a Imelda González, un seudónimo utilizado para evitar identificar a la víctima, varias veces.

Martínez está acusada de agresión sexual contra un niño y agresión sexual agravada contra Imelda González en 10 ocasiones entre agosto y diciembre de 2005, y entre enero y mayo de 2006.

Además, Martínez enfrentó dos cargos relacionados con su abuso de una mujer identificada bajo el seudónimo de Lucía García.

En agosto de 2009, Martínez es acusada de traficar con Lucía García “con la intención o el conocimiento de que Lucía García se involucrará en trabajos o servicios forzados”, y “causó la penetración del órgano sexual de Lucía García intencional y conscientemente”, señala la acusación.

Durante su lectura de cargos, a Martínez se le negó la fianza y actualmente se encuentra bajo custodia en la cárcel del Condado de Hidalgo.

El abogado de Martínez, Héctor Hernández Jr., aún no se había reunido con su cliente y dijo que no haría comentarios en este momento.

Según los registros judiciales del Condado de Hidalgo, Barrientos no había incluido un abogado hasta el jueves por la tarde.

El arresto y los cargos de Barrientos llegaron el mismo día que otro funcionario de DPS perdió su trabajo a la luz de acusaciones y cargos de agresión sexual.

Los funcionarios del DPS despidieron a John Jones, de 45 años, el martes después de su arresto en relación con las acusaciones de que violó a una mujer en su casa el 20 de julio, durante una fiesta en la casa de Jones.

El jefe de la División de Inteligencia y Contraterrorismo de DPS, Jones fue arrestado después de una operación conjunta entre la Oficina del Sheriff del Condado de Travis y los Vigilantes de Texas. Fue ingresado en la cárcel del Condado de Travis.

Jones fue liberado el jueves con una fianza de 100 mil dólares.

Tanto las acusaciones de Barrientos como las de Martínez están fuera del 139° Tribunal de Distrito estatal.

Los casos serán asignados al juez Israel Ramón, del 430° Tribunal de Distrito estatal, según muestran los registros judiciales.

Se espera que Barrientos y Martínez sean procesados formalmente ante Ramón el 28 de agosto, según los registros.

Si son declarados culpables de delitos graves de primer grado, Barrientos y Martínez podrían enfrentar cadena perpetua.

— lzazueta@themonitor.com