Juicio contra doctor será en septiembre

POR BERENICE GARCíA
Redacción

McALLEN — El juicio para el Dr. Jorge Zamora-Quezada, el reumatólogo que fue acusado de fraude a la atención médica, se programó para septiembre.

El juez federal de distrito Ricardo H. Hinojosa programó el juicio durante una audiencia el viernes, en la que la esposa del médico, Meisy Zamora, y dos empleados de su clínica también están acusados.

Los cuatro están acusados de participar en un plan para defraudar a las aseguradoras de salud diagnosticando erróneamente y tratando a los pacientes en exceso.

El dinero obtenido del plan, según el gobierno, se canalizó a cuentas bancarias en México y se usó para compras con el fin de ocultar su fuente.

Tanto a Zamora-Quezada como a Zamora se les negó la fianza cuando fueron arrestados el año pasado y, de hecho, el viernes marcó un año en que Zamora quedó bajo custodia.

Su abogado defensor, Christopher Sully, una vez más presentó una moción en mayo solicitando su liberación de la cárcel que, el viernes, el juez Hinojosa acordó remitirla a un juez magistrado para su reconsideración.

Una audiencia de fianza para Zamora se programó para el 30 de julio ante el juez magistrado estadounidense Juan F. Alanis.

El problema de los fondos decomisados de la pareja también fue revisado durante la audiencia del viernes, cuando sus abogados dijeron que sus clientes necesitan para pagar los honorarios de los abogados.

Argumentan que esos fondos, que fueron incautados por el gobierno federal tras sus arrestos el año pasado, no están todos vinculados al supuesto esquema de fraude a la atención médica y que algunos de esos fondos incluso son anteriores a esos presuntos actos.

Sin embargo, los abogados que representan al gobierno señalaron que los abogados no han presentado declaraciones juradas financieras para que sus clientes demuestren que no tienen otros fondos disponibles.

Hinojosa estuvo de acuerdo en que esos estados financieros debían presentarse para determinar si la pareja necesitaba o no esos fondos, por lo que aconsejó a los abogados presentarlos tan pronto como sea posible.

Si bien la solicitud de Zamora de ser puesta en libertad se reconsiderará la próxima semana, Hinojosa negó una solicitud similar para su esposo que ha estado bajo custodia desde su arresto en mayo de 2018.

Sin embargo, el juez tomó nota de cuánto tiempo habían estado ambos en custodia.

“Estamos llegando al punto en que el debido proceso se convierte en un problema”, dijo Hinojosa.

El juicio está programado para comenzar el 18 de septiembre, mismo que los abogados del gobierno estimaron que duraría unas tres semanas.