Instalan carpas para cortes virtuales de solicitantes de asilo

POR NUBIA REYNA
Redacción

A pocos días de la política de “Permanecer en México” implementada por la administración de Trump, la instalación de las tiendas de campaña que se usarán como salas de audiencia virtuales para albergar los procedimientos de inmigración para solicitantes de asilo ya quedaron instaladas en el puente internacional Gateway en Brownsville.

La carpa albergará procedimientos de inmigración con jueces en videoconferencia desde salas de tribunal ubicadas en todo Estados Unidos.

“El gobierno federal ha comenzado el proceso de desarrollar estructuras temporales que sirvan como sitios de audiencia de MPP (Protocolos de Protección al Migrante), a fin de abordar las limitaciones de las actuales ubicaciones de los tribunales de inmigración”, dijo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en un comunicado.

Los planes son llevar a los solicitantes de asilo a sus audiencias judiciales y regresarlos a México mientras esperan que se llegue a una decisión final sobre su caso. The Associated Press informó que más de 20 mil solicitantes de asilo han sido enviados de regreso a México, y miles más están en listas de espera solo para llegar al frente de la fila y obtener una entrevista de asilo.

“La expansión de MPP excederá la capacidad en los tribunales de inmigración existentes, lo que requiere que el DHS y el DOJ (Departamento de Justicia) establezcan espacio adicional en los tribunales dentro y alrededor de los puertos de entrada. La construcción de nuevas ubicaciones de audiencias blandas permitirá a la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR) abordar los expedientes del MPP de una manera más específica, lo que dará como resultado que los casos se completen de manera más eficiente”, se lee en el comunicado.

DHS dijo que la construcción de tribunales de inmigración permanentes tomaría más tiempo y limitaría la flexibilidad para responder a los cambios en los patrones migratorios. DHS está evaluando opciones para ubicaciones adicionales a lo largo de la frontera suroeste, donde estas estructuras temporales brindarán alivio inmediato.

La nueva política entró en vigencia el 16 de julio como un intento del presidente Donald Trump de disminuir el número de solicitantes de asilo. Según las reglas, los migrantes que pasen por otro país en su camino a los EEUU no serán elegibles para el asilo. La mayoría de los inmigrantes que llegan a la frontera este año pasan por México, incluidos los centroamericanos, africanos, cubanos y haitianos. La nueva política les hace imposible obtener asilo. La regla también se aplica a los niños que cruzan la frontera solos, informó Associated Press .

El miércoles, un juez federal ordenó a la administración de Trump que dejara de negar el asilo a cualquier persona que transite por otro país para llegar a la frontera de los EEUU. La decisión del juez de distrito Jon Tigar en San Francisco se produjo horas después de que otro juez federal en Washington, DC, dejara que la política se mantuviera.

En Matamoros, el Instituto Nacional de Migración, una unidad del gobierno de México que controla y supervisa la migración en el país, eliminó a varios solicitantes de asilo que esperaban en el lado mexicano del puente internacional Gateway, según un informe de MexNoticias, un noticiero en red de Matamoros.

El equipo Brownsville, un grupo sin fines de lucro formado por voluntarios, cruza el puente internacional a diario para proporcionar comidas a los solicitantes de asilo.

nreyna@brownsvilleherald.com