Recibe cadena perpetua

POR LORENZO
ZAZUETA-CASTRO
The Monitor

EDINBURG — Su esposa tenía cinco meses de embarazo cuando la vida de Julio César Villarreal fue cortada a los 32 años de edad después de un altercado con Feliciano Flores Avalos Jr.

La noche del 22 de abril de 2018, Villarreal inicialmente había ignorado las burlas de Avalos desde el otro lado de la calle.

Pero Villarreal, padre de tres hijos pequeños con otro en camino, y alguien que sabía cómo protegerse, finalmente decidió enfrentarse a Avalos, un hombre que los vecinos conocían por sus amenazas y, a veces, por su comportamiento violento en el vecindario.

Sin embargo, después de ser golpeado con una patada, Avalos sacó el cuchillo y apuñaló a Villarreal en la pierna, cortando una arteria crucial que llevó a Villarreal a desangrarse en su propio patio delantero. En ese momento, la esposa de la víctima estaba cuidando a sus otros tres hijos pequeños que estaban adentro.

Cuando los oficiales llegaron a la cuadra 3400 de North Mezcal ese domingo por la noche, las cámaras corporales capturaron la escena, mostrando a un Villarreal sin responder que sangraba en su patio delantero mientras Avalos estaba al otro lado de la calle, afirmando que apuñaló a su vecino en defensa propia.

El viernes, el juez estatal de distrito 370, Noé Gonzalez, condenó a Avalos a cadena perpetua en una prisión estatal luego de un juicio de aproximadamente dos semanas en el que Avalos participó en su propia defensa.

Ricardo Flores representó a Avalos durante el juicio, muestran los registros.

Avalos tiene una discapacidad y no estaba empleado en el momento del apuñalamiento. Villarreal, padre y esposo, trabajó como técnico de control de calidad en una empresa de beneficios, según personas familiarizadas con el caso.

Durante el juicio, que comenzó el 1 de julio, varios vecinos declararon que Avalos atormentó el vecindario con amenazas y empuñó un cuchillo contra otro vecino en enero de 2018, lo que condujo a un arresto después de que pateó a un oficial de la policía de Pharr que respondió a la llamada.

Avalos fue puesto en libertad condicional el 28 de marzo en relación con ese incidente, pero regresaría ante el mismo juez menos de un mes después por haber apuñalado a Villarreal.

Durante el juicio de casi dos semanas, el estado presentó evidencia del comportamiento imprudente y violento de Avalos, específicamente de aquellos que estaban más atormentados por sus acciones dentro y alrededor de su vecindario.

Según los registros de la cárcel, Avalos tiene más de 30 arrestos que se remontan a casi 15 años, con delitos que van desde delitos menores como acciones criminales e intoxicación pública, hasta delitos como el asalto a un servidor público y el asesinato del que fue acusado en abril de 2018 después del apuñalamiento de Villarreal.

Uno de esos casos, desde septiembre de 2017, se utilizó durante el juicio como un ejemplo del comportamiento errático y violento de Avalos.