Fábrica de acero en puerto traería 500 empleos de tiempo completo

Por STEVE CLARK/El Nuevo Heraldo

Parece que el Puerto de Brownsville puede obtener la fábrica de acero que ha estado buscando.

David Stickler, director general de Big River Steel, con sede en Arkansas, fue citado en un artículo del 5 de junio en Fastmarkets AMM, una empresa de comercio de metales que dice que la compañía está invirtiendo tiempo, dinero y esfuerzo en la construcción de una fábrica en el sur de los Estados Unidos. La mayoría se enfoca actualmente en el Puerto de Brownsville ".

BRS está enel proceso de duplicar la capacidad de su fábrica de acero existente en Osceola, Arkansas, y está evaluando los sitios para una segunda fábrica con el fin de hacer crecer su negocio para servir al sector de fabricación de vehículos en México. En un artículo de AMM del 7 de noviembre de 2018, Stickler confirmó que Brownsville era un contendiente, pero dijo que BRS también estaba considerando otros sitios en la costa del Golfo para una fábrica de alta tecnología, de 1.6 mil millones de dólares.

En abril de 2018, la Comisión del Distrito de Navegación de Brownsville aprobó un acuerdo de opción de arrendamiento con BRS en hasta 800 acres de tierra portuaria, y la compañía firmó una extensión de ese acuerdo de opción en abril.

Stickler dijo en el artículo más reciente de AMM que la compañía había asegurado contratos con tres grandes fabricantes de autos, no dijo cuáles, y planea agregar un cuarto en un futuro cercano.

BMW abrió una nueva planta en México este mes. Audi, Honda, Mazda, Nissan, Toyota y Volkswagen también tienen plantas allí, al igual que General Motors, Ford y Chrysler, que han estado fabricando autos en México desde la década de 1930. La demanda de los fabricantes de acero laminado plano continúa creciendo en México.

Mientras tanto, BRS está avanzando con un segundo fabricante en un contexto de fluctuaciones drásticas en los precios del acero desde que comenzaron sus operaciones en Osceola en 2017, y pese a todo lo que haga la administración de Trump en relación con las tarifas. La nueva planta soportaría unos 500 empleos de tiempo completo con un salario promedio anual de 75 mil dólares.

Steve Tyndal, director senior de Mercadotecnia y Desarrollo Comercial del Puerto de Brownsville, dijo que Stickler participó en la Cumbre de la Fuerza Laboral del puerto el 23 de mayo, a la que asistieron aproximadamente 60 partes interesadas, incluidos representantes de los tres proyectos propuestos de gas natural licuado en el puerto.

"Este es otro ejemplo tranquilizador del interés continuo de Big River Steel en el Puerto de Brownsville", dijo Tyndal.

Los funcionarios portuarios se comunican regularmente con BRS sobre el proyecto, que brindaría “oportunidades económicas y de empleo significativas en todo el Valle delRío Grande, además de una mayor diversificación de la fundación comercial del puerto”, dijo.

El presidente de BND, John Reed, dijo que Stickler estaba "muy involucrado" en la cumbre, que también atrajo a funcionarios estatales a la Comisión de la Fuerza Laboral de Texas.

"Diré que continuamente estamos visitando y hablando con el Sr. Stickler y estamos trabajando muy duro para que Big River Steel abra en Brownsville", dijo.

Kevin Shuba, CEO de OmniTRAX, que está a cargo de la comercialización y el desarrollo del parque industrial del puerto y de la operación del Ferrocarril Internacional Brownsville y Rio Grande, dijo que el impacto económico potencial de una fábrica de acero BRS en Brownsville era evidente desde la primera conversación con la compañía con sede en Arkansas.

"Junto con nuestros socios locales y estatales, estamos trabajando en colaboración para poner las piezas finales en su lugar que, con suerte, permitan una decisión favorable de Big River Steel para traer una nueva fábrica de acero de alta tecnología a Brownsville, Texas", dijo.