Presumido fugitivo termina entregándose

    Por AURORA OROZCO/El Nuevo Heraldo

    HIDALGO — Luego de presumir y retar a las fuerzas policiacas del Condado de Hidalgo, de que era un “tipo duro” y no lograrían atraparlo, fue el mismo Rubén González quien decidió entregarse a las autoridades el viernes.

    González había sido señalado como el “Buscado del Miércoles” por parte de la oficina del Sheriff del Condado Hidalgo, pidiendo a la comunidad que ayudaran a su localización.

    González, de 28 años, está acusado de un delito de violencia familiar continua, y tenía su última dirección en la ciudad de Mission, Texas.

    Tras publicar su fotografía en los sitios de internet de la policía de Hidalgo, González presumió en redes sociales que era un “tipo rudo” y que no lo atraparían.

    El viernes, el Departamento del Sheriff agradeció a González en un comunicado haber facilitado su trabajo al entregarse, luego de la presión que ejerció la oficina.

    González se encuentra bajo custodia en el Centro de Detención de Adultos de Hidalgo, “en donde ahora enfrentará las consecuencias de sus acciones”, dice el comunicado.