Declaran culpable a hombre por agredir a oficial de DPS durante Spring Break

Por AURORA OROZCO/El Nuevo Heraldo

Un hombre ha sido declarado culpable por un jurado del Condado de Cameron de agredir y amenazar a un policía estatal en un incidente ocurrido durante Spring Break.

David Gosalvez III, de 31 años de edad, fue detenido por un oficial de DPS Trooper en un acceso a la playa de South Padre Island, luego de darse cuenta de que una mujer estaba colgando de su vehículo.

“Resulta que los dos estaban teniendo una disputa doméstica”, señala el comunicado. “El oficial notó el olor a alcohol en el aliento de Gosalvez, y después de una investigación lo detuvo, entre otras cosas, por sospecha de conducir mientras estaba intoxicado”.

Durante el arresto, y como se escuchó en el video presentado en el tribunal, Gosalvez comenzó a lanzar insultos y amenazas al oficial, gritando: “Te buscaré, no sabes a quién conozco, ‘brotha’, y veo esa banda de bodas, espero que tengas fotos en las redes sociales de tu familia”.

Según el comunicado, Gosalvez afirmó estar conectado con pandillas y golpear, patear y escupir al oficial.

Poco después del arresto, y antes del juicio, Gosalvez investigó e intentó agregar a la esposa del oficial como amigo en Facebook. La abrumadora evidencia dio como resultado el veredicto de culpabilidad por represalias, y la sentencia será ejecutada por la jueza Janet Leal en la Corte de Distrito 103 el próximo 21 de abril.

“Quiero felicitar a las ADAs como Brett Patillo y Jessica Spano por hacer un excelente trabajo procesando este caso”, señaló el fiscal de Distrito del Condado de Cameron, Luis V. Saenz, en un comunicado. “Quiero tomarme un momento para agradecer a las autoridades policiales por su valentía y dedicación a la seguridad de los residentes del Condado de Cameron, especialmente durante el ajetreado período de vacaciones de primavera”.

Saenz agregó que, “independientemente del color del uniforme que usan, ya sea negro, azul, marrón, verde ó azul, todos los días corren peligro sin más que preocuparse por el bienestar de nuestra comunidad. A todos los que sostienen la delgada línea azul, gracias por su servicio. Por último, quiero agradecer al policía y a los otros agentes de la ley que se mantuvieron tranquilos en una situación de alta presión. Su prudencia evitó que una situación tensa se convirtiera en un encuentro peligroso”.