Sospechoso de tiroteo fatal en STC en 1998 es extraditado a McAllen.

Por AURORA OROZCO y MOLLY SMITH/El Nuevo Heraldo/The Monitor

BROWNSVILLE – Fuertemente custodiado por oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) fue trasladado la mañana de este jueves del Puente Internacional Gateway a la ciudad de McAllen, un ciudadano mexicano sospechoso del tiroteo fatal en el campus de South Texas College (STC) ocurrido en 1998 que dejó muerto a un guardia.

Roberto Ivanovich Ojeda Hernández, estuvo huyendo por dos décadas después de que presuntamente le disparó a un guardia de seguridad del campus durante un intento de robo fallido, y fue extraditado el miércoles por la noche para enfrentar un cargo capital de asesinato, y trasladado el jueves a la prisión del Alguacil del Condado de Hidalgo, con una fianza de 2 millones de dólares, mientras que su caso de asesinato capital se abre camino en el sistema de corte criminal.

Alrededor de las 9:30 de la mañana, un convoy de oficiales de CBP salieron de las oficinas del puente Gateway mostrando un gran despliegue de seguridad custodiando varios vehículos al auto donde viajaba Ojeda Hernández.

Sin contar con apoyo de otras agencias del orden, las unidades abrían paso al covoy despertando la curiosidad de los conductores y transeúntes.

Los vehículos transitaron por calles del centro de la ciudad hasta tomar el acceso para incorporarse al Expressway 77, donde en todo momento las seis unidades rodearon el vehículo donde era transportado Ojeda Hernández.

La noche del 13 de enero de 1998, Ojeda, quien tenía 19 años, junto con otro hombre, fue acusado de irrumpir en un salón de clases en STC, donde los estudiantes se inscribían para las clases y abrieron fuego, según los archivos de The Monitor. El guardia de seguridad Carlos Hernández, de 32 años, recibió un disparo mortal y tres estudiantes resultaron heridos.

La Policía Federal Ministerial de México arrestó a Ojeda, ahora de 39 años, en julio de 2018 en Reynosa, según la revista mexicana de noticias Proceso, y comenzó el proceso de extradición.

"La importancia del arresto ahora es que nos permite hacer avanzar el caso y, por lo tanto, avanzar en la investigación", dijo el jefe de la policía de McAllen, Víctor Rodríguez, en una conferencia de prensa el jueves por la mañana. "La investigación no fue completa en 1998".

Ahora que está bajo custodia en los EEUU, La policía de McAllen se centrará en determinar la identidad del segundo sospechoso y cualquier otro involucrado en el crimen, dijo el jefe.

De acuerdo con los archivos de Monitor, la policía identificó a Ojeda como sospechoso después de que la policía mexicana rastreara un vehículo registrado en México que se cree que es el vehículo de escape. La policía también cree que "tenía experiencia en el campus y quizás haya estado involucrado en el servicio de seguridad (de la escuela)", dijo Rodríguez.

La policía de McAllen emitió una orden de arresto en febrero de 1999, y un gran jurado lo acusó de un asesinato capital en marzo de ese año.

Ojeda probablemente pasó sus 20 años huyendo en su natal Reynosa, pero ni el jefe ni Stephen Kam, el agente especial asistente del FBI en su oficina de McAllen, explicaron cómo fue localizado y aprehendido.

STC no tenía su propia fuerza policial en el momento del tiroteo.

La escuela comenzó su departamento de policía en 2012, dijo su jefe, Paul Varville, quien estuvo presente en la conferencia de prensa del jueves. Hoy en día, el departamento cuenta con 56 guardias de seguridad y 23 policías.

"Desde Columbine (en abril de 1999) y esas situaciones, las universidades han sido mucho más conscientes de esto", dijo Varville sobre cómo ha cambiado la seguridad en los campus universitarios en las últimas dos décadas.

"Todos hemos crecido en ese tiempo, incluido STC, y nosotros también con este arresto en particular podemos comenzar a mover la investigación", dijo Rodríguez.