Promueven empatía y autoestima en adolescentes y niñas

POR TRAVIS M.
WHITEHEAD
Valley Morning Star

“Martina, eres maravillosa”, alguien había escrito en un papel arrugado.

Aunque estaba arrugado, todavía significaba tanto para ella como si fuera nuevo. Y así es con cada niña, que no importa lo mal que vayan las cosas, su valor nunca disminuye.

Este tipo de empoderamiento fue el tema de #GirlStrong del sábado en el Campamento Perry, donde 35 adolescentes y 40 niñas de escuelas primarias pasaron el día. El evento, organizado por el Boys and Girls Clubs de Harlingen, involucró a las niñas en una variedad de actividades centradas en la autoestima y la empatía hacia los demás.

“Ha sido genial”, dijo Hilda Gathright, directora de la Unidad de Jardines LeMoyne de Boys and Girls Clubs de Harlingen.

“Estamos hablando de tener una baja autoestima y tratar de que las chicas sepan que son dignas, que son alguien especial”, dijo Gathright.

Las chicas parecían estar tomando las lecciones en serio.

“Nos decían que tuviéramos confianza en nosotras mismas porque es bueno tener confianza en nosotras mismas”, dijo Casey Vidal, de 14 años.

“Muchas chicas piensan que no valen nada y tienen valor”, dijo.

A Casey le conmovió especialmente una historia sobre un niño que estaba teniendo un día realmente difícil. Alma Dones, directora de la Unidad de Wilson del Boys and Girls Clubs, dijo que se trataba del daño de las palabras mal habladas.

“El día del niño comenzó con una mala nota, ya que su madre le hizo pasar un mal rato, por lo que cada vez que escuchaban algo negativo arrancaban una pieza de un corazón de papel”, dijo Dones. “Desde salir de su casa, al conductor del autobús, al conserje de la escuela, al maestro, al bully”.

Una vez que los corazones fueron destrozados por las palabras dirigidas hacia el niño, se les pidió a las niñas que volvieran a unir sus corazones con pegamento. Por supuesto que no pudieron hacerlo.

“Ahí es donde intentamos decirles que a veces no podemos recuperar las cosas crueles que decimos a las personas que nos importan”, dijo Dones. “Así que tenemos que ser muy cuidadosos con nuestras palabras”.

Casey parecía enojada por la situación del niño.

“Tal vez puedas tener un mal día, pero otros niños están teniendo un peor día que tú”, dijo. “No lo sabes porque solo estás interesado en ti mismo y no te preocupas por nadie más porque eres egoísta”.