Grupo de apoyo para el cáncer de mama ayuda a necesitados

POR BERENICE GARCIA
The Monitor

Cuando a Dolores “Loly” Ornelas se le diagnosticó cáncer de mama en 2011, el apoyo de su familia, amigos y compañeros de trabajo era indispensable mientras luchaba contra la enfermedad.

Entonces, en el 2013, lanzó un grupo de apoyo para otros sobrevivientes de cáncer de mama que eventualmente se convirtió en Faithful Warriors, un grupo sin fines de lucro cuyo objetivo es crear conciencia y prevención.

Este año, el grupo comenzó a ofrecer cupones para mamografías gratuitas a personas de bajos ingresos, pero han enfrentado dificultades para que las personas los aprovechen.

El problema es que incluso si una persona califica para la mamografía gratis en función de sus ingresos, la persona todavía necesitaría la referencia de un médico.

Para ayudar a superar ese obstáculo, el equipo ejecutivo del grupo decidió en su última reunión el sábado que también pagarían una visita al médico para obtener la referencia necesaria.

“Si tenemos los cupones disponibles para ellos y lo único que los retiene es obtener la referencia, también podríamos pagar la visita del médico para obtener la referencia y ayudarlos”, dijo Ornelas, de 61 años, de Edcouch.

Cecilia Portillo, la secretaria del grupo, conoció de primera mano la lucha de obtener esa recomendación, solicitando a las amigas recomendaciones sobre dónde podría ir para obtener una, mientras intentaba mantener su situación en secreto.

El grupo está trabajando con Doctors Hospital at Renaissance en Edinburg, para los mamogramas.

El equipo ejecutivo del grupo se reúne una vez al mes en la oficina de un miembro de su junta directiva en McAllen, pero actualmente la organización en sí no tiene sus propias instalaciones.

La esperanza es encontrar algún día un área lo suficientemente grande como para que puedan mantener grupos de apoyo nuevamente, dijo Ornelas.

Anteriormente, se llevaban a cabo en la casa de una de sus co-fundadoras, Maricruz Bernal, pero murió en febrero de 2018, a los 49 años. Su tercera co-fundadora, Melina G. Silva, murió en diciembre de 2015, a los 45 años.

“Realmente queremos volver a comenzar ese respaldo”, dijo Ornelas sobre el grupo de apoyo, y agregó que esperaba encontrar una ubicación central accesible para las personas en todo el Valle del Río Grande.

A pesar de no tener reuniones de apoyo actualmente, dijo que aún intentaba estar allí para las personas que están pasando por momentos difíciles.

“Si encuentro a alguien que tiene cáncer de mama, me acerco a ellos y trato de apoyarlos”, dijo. “Ayuda mucho tener a alguien más que pueda identificarse contigo (sobre) por lo que estás pasando”.

Para obtener más información sobre el grupo, visite survivorsonthemove.org

—bereniceg@themonitor.com