Hombre muerto en tiroteo con policía fue un suicida

Por Molly Smith
The Monitor

Un hombre perdió la vida el miércoles por la noche al enfrentarse armado con un cuchillo a agentes policiacos, en lo que la policía describió como un incidente contra un hombre suicida, y el caso es investigado por los Texas Rangers.

El jefe de la policía de Edinburg, César Torres, quien tomó el mando del departamento apenas el mes pasado, ofreció una conferencia de prensa el jueves, la primera en mucho tiempo, para ofrecer más detalles del incidente.

Pero Torres no respondió a las preguntas de los medios de comunicación debido a que el caso “estaba siendo investigado”, y el portavoz, el teniente Oscar Treviño, leyó una declaración preparada.

De acuerdo con Treviño, la policía de Edinburg respondió a una casa en el bloque 2900 de la calle Pablo, aproximadamente a las 11 p.m. el miércoles con respecto a una perturbación doméstica en curso, en la que una persona, presuntamente suicida, había agredido a una mujer.

Al llegar, los agentes encontraron a Hunter Alan, de 48 años, de Edinburg, dentro de un dormitorio, presuntamente sosteniendo un cuchillo en la garganta y amenazando con suicidarse.

La policía usó una Taser contra Alan después de que no respondiera a las órdenes verbales de los oficiales antes de dispararle varias veces. El tiroteo ocurrió, según la policía, después de que él amenazó verbalmente a los oficiales y “levantó su brazo, cuchillo en mano, y se abalanzó a los oficiales de manera agresiva en un intento de apuñalarlos”, dijo Treviño.

Alan murió en un hospital local.

La policía dijo que Alan “había estado bebiendo todo el día, estaba muy agitado y también tenía antecedentes de padecer enfermedades mentales”.

El departamento no especificó cuántos oficiales estuvieron involucrados en el incidente, solo dijo que los oficiales habían sido colocados en licencia administrativa con paga, pendiente el resultado de la investigación de los Texas Rangers y una investigación de asuntos internos. Ninguno de los oficiales que respondieron a la llamada resultó herido.

“ Como todos sabemos, los disturbios domésticos son una de las llamadas más peligrosas a las que un oficial puede responder”, dijo Treviño. “Nuestros oficiales están altamente capacitados para responder a este tipo de incidentes y siempre esperan lo mejor cuando entran, pero también están preparados para lo peor”.

Este es el segundo tiroteo involucrando a un oficial del departamento de policía de Edinburg en dos meses.

En diciembre pasado, la policía disparó a un hombre de 46 años que estaba intoxicado y empuñaba un cuchillo, según un comunicado de prensa del departamento. El hombre, cuya identidad nunca fue revelada, sobrevivió y los Texas Rangers despejaron a los oficiales de cualquier delito.

Aún se desconoce si Torres planea ofrecer una conferencia de prensa para casos similares.

“ En el momento en que podamos proporcionar más información, estaremos encantados de hacerlo”, dijo.

— msmith@themonitor.com