Dueño de Taco Ole enfrenta cargos de drogas por delitos graves

J. Edward Mereno
The Monitor

El propietario del restaurante Taco Ole de Edinburg quien fue acusado de asalto sexual la semana pasada enfrente nuevos cargos por delitos graves por posesión de narcóticos.

De acuerdo a documentos de la corte, a las 5:40 a.m. del domingo 27 de enero, la policía de Mission cateó la casa habitación de Elias Bazan III en relación con los tres cargos por asalto sexual y una amenaza terrorista que enfrenta desde inicios de año. Casi al mismo tiempo, las instalaciones de Taco Ole ubicadas en 2316 N. Avenida Conway, en Mission también era cateado por la policía, informó el asistente del Jefe de la Policía Jody Tittle.

Bazan es el propietario oficial de la sucursal de Taco Ole en Edunburg, pero dirige ambos restautantes. Su difunto padre está registrado como el propietario del restaurante de Mission.

Durange el cateo en la casa habitación de Bazan, elementos de la policía encontraron un tubo con un “líquido de apariencia cafezosa”, el cual se determinó que eran .08 onzas de aceite THC, considerado una felonía estatal. A diferencia de la posesión de la flor de marihuana, la posesión del aceite THC tiene un cargo como delito grave en Texas debido a que es considerado un concentrado. En comparasión, menos de dos onzas de marihuana es un delito menor clase B.

La policía también encontro .2 gramos de cocaína envuelta en un billete de dolar dentro de unos pantalones de Bazan, otro delito de cárcel estatal.