Alegría Lunar

POR A. COLLEEN
De GUZMAN
The Monitor

El vestíbulo del Museo Internacional de Arte & Ciencia el sábado se encontraba embellecido por decoraciones asiáticas y detallados pergaminos de escrituras orientales.

Linternas rojas y peces brillantes estaban adheridos a las paredes, y banderas nacionales de papel estaban colgadas frente a las exhibiciones, mostrando a los asistentes a que país estaban a punto de entrar – la Ciencia en un cuarto Esférico tenía música Coreana y lecciones de origami, la caligrafía Taiwanesa se realizó en el estudio de arte y China acaparó el Pabellón Discovery, con pintura de abanicos y tradicionales juegos Chinos para los niños.

Aquí, los lugareños de todas las edades y nacionalidades celebraron el anual séptimo Festival de Año Nuevo Lunar en el IMAS, un día de asueto nacional para muchos países asiáticos.

Xin Zhang, una profesora de chino de la Universidad de Texas en el Valle del Río Grande, recordó cómo su ciudad natal, Qingdao, China, conmemoraba el día festivo.

“Este es el festival más grande de China, es como la Navidad aquí”, dijo Zhang, que ha asistido a los pasados cinco festivales en IMAS. “Actualmente en casa, las mujeres están limpiando su casa totalmente y comprando nuevas decoraciones. Las calles están llenas de bailes tradicionales de dragones y leones con muchas linternas colgadas por todas partes”.

Los festejos del Año Nuevo comienzan con la primera luna del calendario lunar y terminan en la primera luna llena, 15 días después. Para el 2019, el Año Nuevo Lunar comenzó el 5 de febrero.

“Este es el momento cuando los ancianos y padres llaman a sus hijos para que regresen a casa”, dijo Zhang, que emigró a los Estados Unidos en el 2013. “A partir del día 5, celebramos el fin, la cosecha. Es similar a Acción de Gracias, todo el duro trabajo y éxitos es la cosecha del año”.

Zhang fue quien coordinó el baile del tradicional león Chino que se llevó a cabo en el vestíbulo del museo. Dos presentadores controlaron los movimientos del brillante león dorado, con llamas anaranjadas alrededor de la nariz y cabeza. Las características del león resplandecían mientras los bailarines se movían al son de la música.

El león simboliza la fuerza y el valor, y el baile se presenta para atraer la prosperidad y la buena suerte durante el año entrante.

La conferencista del idioma Coreano de UTRGV Mijin Oh-Villarreal operaba un puesto de instrumentos musicales coreanos con dos de sus estudiantes. Allí, los visitantes podían probar los cuatro instrumentos samulnori, cada uno de los cuales representan un elemento de la naturaleza: jing, que simboliza el viento, kkwaenggwari, que representa el trueno, buk, que representa las nubes y janggu, la lluvia.

Después del baile del león, Oh-Villarreal y seis de sus estudiantes presentaron un baile Samulnori, que se traduce como “tocar cuatro instrumentos musicales”. La música popular Samulnori tradicionalmente se presentaba en las comunidades agrícolas de arroz en Corea para asegurar buena cosecha, y es ahora un baile de fortuna y alegría.

—cdeguzman@themonitor.com