Advertencia sobre eventos pasados

POR FRED RAMOS
The Monitor

EDINBURG — Un reconocido experto del Holocausto, Christopher Browning, estaba a la mano, el jueves, en el campus de la Universidad de Texas Valle del Río Grande, como parte de la Serie de Conferencias Rondel Davidson de UTVRG.

Habiendo escrito extensamente sobre el asesinato en masa de judíos durante la Segunda Guerra Mundial, Browning, un ex profesor de historia retirado de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, fue instrumental en el caso probablemente más famoso de un negador del Holocausto.

En su libro, “Denying the Holocaust”, la historiadora Deborah Lipstadt acusó al historiador David Irving de ser un negador del Holocausto. Irving, dijo una vez en Austria que los Alemanes nunca usaron cámaras de gas para asesinar a judíos durante la Segunda Guerra Mundial, pero demandó a Lipstadt de libelo en 1996. Browning sirvió como testigo experto durante el juicio y recibe el crédito de ganar el caso en defensa de Lipstadt.

“Mi responsabilidad era demostrar a la corte la evidencia abrumadora de la operación de los campos de muerte, y las cámaras de gas, y la manera como Hitler coordinó el plan (históricamente conocido como la Solución Final)”, dijo Browning acerca de probar que millones dejudíos fueron asesinados durante el holocausto. “Lo expusimos como un negador del holocausto que distorsiona evidencia histórica en servicio de su ideología. Demostramos cómo Irving falsificó o ignoró la evidencia”.

El juicio se convirtió en una película de la vida real, “Denial”, estelarizada por la actriz Rachel Weisz como Lipstadt en el 2016.

En Edinburg el jueves, Browning enfocó su conferencia en lo que él considera son similitudes entre el ascenso del fascismo y Adolph Hitler en los años entre la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, y lo que él percibe como un ataque contra la democracia estadounidense actual.

Su último libro se titula “The Suffocation of Democracy,” y de acuerdo con Browning, una de las similitudes entre el Alemania de Hitler previo a la Segunda Guerra Mundial y los eventos actuales es el “estilo de la política”.

Específicamente, Browning advierte de los paralelos con respecto a los reclamos de retornar a un “mejor pasado”, aprovechando la preocupación del público de un estancamiento político y fracaso económico, y aseveraciones de que un solo hombre puede resolver los problemas de una nación.

El cree que el racismo es también un componente importante, pero hace concesiones con respecto a los deseos de poder entre entonces y ahora.

“Hitler creía que entre más tierra tuviera, tendría a más personas, y tendría más poder. Estás ganando o perdiendo”, dijo Browning, que en contraste cree que los intereses económicos impulsan el tipo de política actual. “Y la lógica de eso es la guerra por un lado, y el genocidio por el otro. Quitas sus tierras a tu enemigo y los exterminas”.

En años recientes, tanto los Presidentes Obama y Trump han incurrido en comparaciones con sus políticas y la de Hitler. La conferencia de Browning se enfoca ampliamente en Trump, y también critica al presidente en su libro.

“Actualmente, el Presidente Trump parece enfocado en retirar a Estados Unidos completamente de la estructura posterior a la Segunda Guerra Mundial de trabar acuerdos diplomáticos, militares y económicos y organizaciones que han preservado la paz, estabilidad y prosperidad desde 1945”, escribió Browning.

Pero los críticos también han expresado sus opiniones en contra de semejantes comparaciones, y hasta la del punto de vista de Browning de la Alemania Nazi y el clima político actual de Estados Unidos. Algunos han dicho que el ascenso de Hitler y el resultante holocausto son características originales de historia mundial reciente y probablemente no se repetirán.

Browning no está de acuerdo, reclamando que los eventos antes del holocausto y los problemas actuales son ambos “históricamente importantes”.

“No creo que estudiar estos eventos los eleva a un nivel místico, donde no puedan compararse con nada. Yo digo que debemos comparar y contrastar”, dijo Browning. “¿De qué manera nos dan esos eventos un discernimiento y contexto histórico a otros sucesos? No creo en una originalidad que nos prohíba alguna vez de mencionar a los Nazis o al Holocausto”.

El seminario tuvo buena asistencia con casi 200 personas en la audiencia, en su mayoría estudiantes de UTVRG. Samuel Zamora se especializa en historia y ha estudiado muchos de los artículos y libros de Browning. El apoya el argumento de Browning que la democracia esta actualmente bajo ataque.

“Estoy de acuerdo con el sentir que hay muchas similitudes de personas; muchos paralelos en general. Creo en el concepto”, dijo Zamora.

Azucena Treviño también asistió a la conferencia. Ella dijo que estaba allí para aprender más sobre el trabajo y los conceptos de Browning como historiador.

“Es interesante saber donde nos encontramos, cómo vivimos y lo que hemos logrado hasta ahora”, dijo Treviño. “Creo que entre más aprendamos, más podemos lograr cosas que deseamos hacer”.

Browning es mejor conocido por su libro de 1992, “Ordinary Men: Reserve Police Battalion 101 and the Final Solution in Poland.” Fue elegido Fellow of the American Academy of Arts and Sciences en 2006. Se retiró de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill en 2014.