BROWNSVILLE: El Artista Plástico Mark Clark se reubica a Corpus Christi

POR NADIA TAMEZ-ROBLEDO
El Nuevo Heraldo

Después de más de 13 años de apoyar y crear espacio para los artistas de Brownsville, el corazón de Mark Clark lo lleva a Corpus Christi.

El pintor está desalojando las últimas piezas de mobiliario de la Galería 409, preparándose para vender el edificio anidado entre las calles Levee y Elizabeth en la calle East 13. El ya abrió Mi Vida Loca Gallery en Corpus Christi.

Clark se mudó a Brownsville en mayo de 2005, y compró el edificio en julio.

“Tomó aproximadamente un año convertirlo en la ruina que es actualmente”, dijo. “Hasta habían cerrado con ladrillos las puertas y ventanas, y eso se tuvo que deshacer”.

Desde entonces, Clark ha organizado incontables exposiciones de galería para artistas emergentes. La Galería 409 se convirtió en un espacio no solo para el arte, dijo, sino para la música y organización política. Sus esfuerzos precedieron al impulso moderno para regenerar el centro de Brownsville.

“No había nada sucediendo en el centro excepto cantinas, prostitución y drogas”, dijo Clark.

La Liga de Arte de Brownsville era activa, pero tendía a atraer una presencia de personas mayores, agregó.

“Realmente intenté animar a los jóvenes a entrar y exhibir sus obras”, dijo Clark. “El arte es todo un intercambio de ideas, y si nadie lo ve, no hay intercambio”.

Entre aquellos que obtuvieron el impulso de Clark fue Cande Aguilar, cuya exhibición BarrioPOP esta expuesta en la Universidad de Texas en el Valle del Río Grande en la Galería de Arte Rusteburg. Aguilar dijo que Clark creó oportunidades para artistas que normalmente no podrían exhibir su trabajo en las galerías.

“Definitivamente vamos a extrañar la presencia de Mark en la ciudad”, dijo Aguilar, agregando que la presencia de Clark era definitiva en las exposiciones e inauguraciones. “Las artes en Brownsville no son algo grande, por ello el poco apoyo que se reciba, realmente se agradece”.

La primera vez que se conocieron, Aguilar dijo que sintió que él ya había visto a Clark antes. Fue varios años más tarde que Aguilar comprendió que había visto a Clark en un documental, colgando piezas del influyente pintor americano Robert Rauschenberg en una galería.

“Es increíble poder decir que este hombre estaba ahora colgando mi arte”, dijo Aguilar, que también tiene trabajo expuesto en el Museo de Arte McNay en San Antonio y está preparándose para una exposición en Nueva York, dijo de Clark. “No puedo agradecerle lo suficiente por lo que él contribuyó a Brownsville y a mis obras”.

Paul Valadez, profesor de arte asociado de UTRGV, dijo que Galería 409 no solo era un lugar para exhibir arte sino una comisaría. Clark invitaba a artistas a crear piezas basadas en temas, dijo Valadez, y estaba abierto a cualquiera mientras que tuvieran trabajo de calidad.

“El era realmente lo que el área necesitaba, dijo Valadez”. “Era simplemente un lugar maravilloso, maravilloso para conocer a otros artistas y personas que disfrutaban del arte”.

Al dejar su huella Clark en la comunidad de arte de Brownsville, igual influyó para que la ciudad absorbiera la manera como Clark abordaba la pintura.

“Amo la naturaleza bicultural y la naturaleza bilingüe”, dijo. “Antes de llegar aquí pintaba yo bodegones. La cultura era tan dinámica, quería ser parte de ella”.

Clark comenzó a crear pinturas que incluían calaveras, diablos y ridiculizaciones de políticos. Ha experimentado con los estilos Azteca y Mixteco, y sus obras se exhibieron en una exposición en el tren subterráneo de la Ciudad de México en el 2015.

“Me agrada que somos dos placas tectónicas de cultura rozándonos”, dijo. “Estoy cansado de ver arte que pudo haberse hecho en Berlín o en Pekín o Hong Kong. Realmente disfruto del sabor regional mexicano.

¿Qué fue lo que encendió la chispa para el cambio de Clark después de más de una década en Brownsville?

El amor.

Conoció a su novia Tinkerbell Trombley en Corpus Christi hace años, cuando ambos se encontraban en otras relaciones. Ambos estaban solteros cuando se reconectaron durante una comida en la Destellante Ciudad Costera hace alrededor de un año. Clark había viajado allá para un trabajo temporal en el Museo de Arte del Sur de Texas.

“No tenía ni idea en lo que me estaba metiendo”, dijo. “Nos enamoramos locamente”.

Entérese más sobre el nuevo emprendimiento de Clark en facebook.com/MiVidaLocaGallery.

—nadia@brownsvilleherald.com