Curiosidad Universal

MARK REAGAN
El Nuevo Heraldo

La algarabía de los estudiantes de la Escuela Primaria Yturria ayudó a lanzar la exhibición más nueva del Museo de los Niños de Brownsville el lunes por la mañana: la exhibición del Sol, la Tierra y el Universo.

La exhibición consiste de una serie interactiva de estaciones que enseñan a los niños conceptos relacionados con el espacio y los fenómenos relacionados con el espacio.

Pero antes de que los niños se colocaran los audífonos para embarcarse en un recorrido auditivo a través de la nueva exhibición, escucharon un inspirador mensaje de Carol Lutsinger, miembro de la Sociedad Astronómica Americana, educadora durante mucho tiempo del distrito escolar de Brownsville y columnista de astronomía del The Brownsville Herald.

“Quiero que ustedes sueñen en grande y algún día podrían ser uno de los primeros Marcianos”, dijo Lutsinger. “Nunca sabes a donde te llevará la vida. … Observa el cielo nocturno y sueña en grande”.

Durante su intervención, Lutsinger recordó cómo ella formaba parte de 24 maestros que pudieron ver el lanzamiento de la nave espacial Stardust y estar en Houston cuando la cápsula fue abierta a su regreso.

La NASA lanzó el Stardust el 9 de febrero de 1999 y viajó aproximadamente 2.120 millones de millas a un cometa llamado Wild 2, que fue un viaje de casi cinco años antes de llegar a 149 millas del cometa, donde recolectó muestras de partículas antes de viajar 752 millones de millas de regresó a la Tierra donde dejó caer la cápsula a la Tierra en 2006, informó Bloomberg en ese momento.

Lutsinger recibió un modelo a escala de la nave espacial, que ahora se muestra en la nueva exhibición enseguida de un área interactiva donde los niños pueden construir y probar sus propias naves espaciales.

Los niños también pueden jugar con modelos de madera de los Mars rovers Opportunity, Curiosity y Spirit en una mesa que representa el terreno Marciano que esos robots han explorado.

Las actividades también incluyen exhibiciones interactivas para detectar ondas magnéticas usando tecnología de cámaras infrarrojas, un área dedicada para la lectura, un juego de mesa con cuatro misiones científicas e incluso uniformes pequeños de la NASA para que jueguen los niños.

La exhibición con valor de $90,000 es una creación en colaboración con el Museo de Ciencia de Minnesota y la Red Informal Nacional de Educación STEM y está basada en investigación actual de la NASA.

Felipe Peña, director ejecutivo del Museo de los Niños de Brownsville, dijo que la exhibición es permanente y pertenece al museo donde estará en exhibición por un año.

Después de eso, puede ser prestado a otros museos debido a que el espacio de exhibición es limitado.

Sin embargo, si el museo de Brownsville puede conseguir fondos para su expansión, la exhibición puede quedarse, pero por ahora el museo ha asegurado solamente $100,000 en fondos hacia el total de $500,000 que se necesitan para la expansión.

Para más información acerca del Museo de los Niños de Brownsville y sus exhibiciones, visite: cmofbrownsville.org.

—mreagan@brownsvilleherald.com