Senador Cornyn visitará el Valle

Por Mitchell Ferman
The Monitor

Mientras los legisladores federales intentan resolver el cierre del gobierno en curso, el senador estadounidense John Cornyn visitará el Valle del Río Grande el martes para anunciar una nueva legislación y reunirse con estudiantes y superintendentes sobre subvenciones federales para la preparación universitaria y profesional.

La nueva legislación de Cornyn busca mejorar el llamado programa federal GEAR UP aumentando la flexibilidad para “atender las necesidades de los estudiantes locales, reducir las cargas administrativas para los beneficiarios de las subvenciones y garantizar un proceso de solicitud más justo y competitivo”.

El programa fue creado para brindar servicios integrales, como desarrollo profesional para instructores y asesores, mejorar la calidad de los cursos de la escuela secundaria, mentoría y tutoría. Cornyn promocionará su nuevo proyecto de ley para mejorar el programa en la Escuela de Profesionales de la Salud de Harlingen.

“Los estudiantes de Texas se han beneficiado de $885 millones en subvenciones de GEAR UP en los últimos 20 años”, dijo Cornyn en un comunicado.

El martes, Cornyn se reunirá por primera vez con estudiantes y graduados antes de organizar una mesa redonda con un administrador de GEAR UP, el alcalde de Harlingen Chris Boswell, el presidente de la Universidad de Texas Rio Grande Valley, Guy Bailey, cinco superintendentes del Valle del Río Grande y algunos otros funcionarios. Cornyn entonces dará una conferencia de prensa.

Después de dos visitas al Valle en 2018, este viaje a Harlingen marcará el segundo viaje de Cornyn al sur de Texas en 2019: el senador voló a McAllen en el Air Force One a principios de este mes con el presidente Trump para recorrer lo que Trump llamó una “crisis humanitaria y de seguridad nacional en la frontera”. Trump, Cornyn y el senador estadounidense Ted Cruz, R-TX, escucharon a la policía federal en la estación de la Patrulla Fronteriza de los EE. UU. en McAllen sobre los desafíos de implementar una ley en la frontera.

Durante esa discusión, hubo un puñado de funcionarios locales a la mano.

Cornyn trató de reconocer a esos funcionarios pidiéndoles que se levantaran y recibieran un aplauso de la sala, incluido Trump. Después de la gira por la frontera, Cornyn y Cruz organizaron una mesa redonda con una gran variedad de funcionarios del sur de Texas.

— mferman@themonitor.com