Beneficios SNAP de febrero son distribuidos

POR NAXIELY LOPEZPUENTE
The Monitor

Al día de hoy, casi 363 mil personas que reciben SNAP en el Valle del Río Grande, deben ya haber recibido sus beneficios de febrero como resultado del cierre del gobierno en curso.

Normalmente, los fondos del Programa de Asistencia de Nutrición Complementario o SNAP por sus siglas en inglés, que ayuda a los residentes de bajos ingresos a comprar alimentos, se liberan a los beneficiarios en base escalonada a través de la primera mitad de cada mes.

Pero con los legisladores y el presidente en un punto muerto en el gasto, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos dio instrucciones a los estados la semana pasada que liberaran los fondos temprano, para que las personas que los reciban los tengan para subsistir el mes de febrero. Servicios de Salud y Humanos de Texas, que administra los fondos federales del estado, indicó que los beneficios serían cargados automáticamente en las tarjetas Lone Star.

Comúnmente más conocidos como estampillas de comida, los beneficios son especialmente importantes para el Valle del Río Grande, donde las tasas de pobreza están entre las más altas en la nación.

Los esfuerzos por reducir la inseguridad alimenticia en la región incluyen la creación de programas de verano después de la escuela, la instalación de bancos de alimentos en esuelas locales y universidades, y una multitud de sociedades con organizaciones no lucrativas, tales como el Banco de Comida del Valle del Río Grande.

A principios de este mes, la Agencia de Servicio de la Comunidad de Hidalgo, anunció una sociedad con la Iniciativa de Hambre de Texas de la Universidad Baylor. Y de acuerdo con el Director Ejecutivo de la iniciativa Jeremy Everett, los pagos SNAP en el Condado de Hidalgo han caído durante los pasados tres años, dejando dinero en la mesa que podría haber ayudado a los residentes comprar alimentos para sus familias.

Una de las razones principales para la disminución es que las personas no saben que hay programas disponibles para ayudarlos, dijo Everett a la corte de comisionados.

Cada mes, el gobierno federal envía a Texas aproximadamente 410 millones de dólares en beneficios, que luego se distribuyen a aproximadamente a 3.5 millones de Texanos a lo largo del estado.

En diciembre, el condado de Hidalgo recibió aproximadamente 26.1 millones de dólares, el Condado Cameron recibió aproximadamente 12.1 millones de dólares, y el Condado Starr recibió aproximadamente 2.2 millones de dólares. En el Condado Willacy, el costo es significativamente menor, con solo alrededor de 571 mil dólares en beneficios distribuidos el mes pasado.

Además de ayudar a los receptores a colocar alimentos en la mesa, SNAP también ayuda a la economía local porque esos fondos se gastan localmente, dijo Everett.

“El programa es responsable de más de 10 empleos en tiendas locales de auto descuento tanto en el Condado Hidalgo y en el país”, dijo a los comisionados.

No es claro cuando se agotarán esos fondos, de acuerdo con un comunicado de prensa de HHS.

“Se anima a los receptores a espaciar sus compras de alimentos a lo largo del mes de febrero en lugar de hacer compras masivas”, aconsejó el comunicado de noticias.

Y aun cuando los fondos de SNAP puedan agotarse si continua el cierre, los beneficios de WIC y la Asistencia Temporal para Familias Necesitadas no será afectado por el cierre hasta notificación futura.

Para más información sobre los beneficios, llamar al 2-1-1, o visite yourtexasbenefits. com.

— nlopez@ themonitor. com